viernes, 17 de junio de 2016

"Pan de limón con semillas de amapola" de Cristina Campos

Tengo que dar las gracias a Xavier del blog "Tras la lluvia literaria" por hacer posible que esta bonita historia llegara hasta mí. Posiblemente sin el sorteo que organizó y que tuve la suerte de ganar, este título se hubiera quedado olvidado en mi libreta de notas. Hoy os traigo mis impresiones de "Pan de limón con semillas de amapola", una lectura conjunta con otras blogueras que ya os adelanto que he disfrutado mucho.
Pan de limón con semillas de amapola
Nº de páginas: 416 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: PLANETA
ISBN: 9788408149538

Cristina Campos nace en Barcelona en 1975. Es licenciada en Humanidades por la Universidad Autónoma de Barcelona. Acaba sus estudios en la Universidad alemana de Heidelberg, donde también trabaja como coordinadora del Festival Internacional de Cine de dicha ciudad. Tras regresar a su país natal empieza su carrera laboral en el sector cinematográfico. Desde hace diez años, se dedica a la dirección de casting de largometrajes y series de televisión. Actualmente compagina su trabajo en el sector audiovisual con su pasión por la escritura. Pan de limón con semillas de amapola es su primera novela. 

Sinopsis:

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. 
Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG. 
Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos. 
Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro. 

Mis Impresiones:

Marina y Ana, dos hermanas muy distintas, reciben una herencia inesperada de María Dolores Molí: una casa con panadería y un viejo molino en Valldemosa, Mallorca. No conocían a esa mujer, nunca habían oído hablar de ella y no saben porque les ha dejado esa herencia, una herencia que volverá a unirlas de nuevo, después de años sin verse.

Marina tiene 46 años y lleva 10 años de cooperante con Médicos Sin Fronteras. Es una mujer comprometida, que trabaja con el corazón a pesar de sus carencias afectivas. Su desarraigo familiar comenzó en la adolescencia, cuando con 14 años y debido a la mala relación con su madre, fue enviada a estudiar a EEUU, donde también cursó la carrera de Medicina. Marina no tiene una casa, un lugar donde volver en Navidades, un sitio donde ser esperada, sus padres fallecieron hace muchos años y con Ana, su hermana mayor, lleva años sin verse. Su vida ahora discurre en Etiopía, junto a Mathias, un médico alemán 10 años más joven con el que tiene una relación.

Su hermana Ana es dos años mayor y es muy distinta a Marina, nunca ha salido de Mallorca, ha vivido la vida que su madre eligió para ella, rodeada de lujos y codeándose con la élite en el Real Club Náutico de Palma. Está casada con un cretino cuyos turbios negocios les han llevado a la ruina, y tiene una hija adolescente con la que no acaba de entenderse.

Mientras Ana es presionada por su marido para vender esa finca, Marina decidirá quedarse y poner en marcha la panadería, para averiguar, porque Dolores les dejó precisamente a ellas todo su patrimonio.

Con estos ingredientes y a través de un narrador en tercera persona, que conoceremos al final de la historia, la autora amasa una historia de secretos familiares, le añade unos personajes maravillosos, la cuece a fuego lento y el resultado ha sido una historia muy tierna y para mí, absolutamente deliciosa. Si es verdad, que quizás ese secreto familiar resulta algo tópico, pero yo me he sentido tan a gusto durante la lectura… que le he otorgado la máxima puntuación.

Con un lenguaje sencillo, pero cuidado, la autora nos relata una historia sobre la importancia de la familia, sobre el amor, la maternidad y el hogar, ese Ítaca al que todos necesitamos llegar.

Todos los personajes me han encantado, bueno menos Armando, el marido de Ana, pero todos están muy bien perfilados. Con Marina es fácil empatizar desde el principio, por su sencillez, su generosidad y la vida que ha llevado, y Ana me ha ido conquistando poco a poco. El resto de personajes de Valldemosa, me han ido ganando entre bocado y bocado de ese pastel de limón con semillas de amapola.


Hay varios temas que se tratan en el libro que me han parecido que están muy bien integrados en la trama: las condiciones de los cooperantes y la adopción.

La novela nos acerca un poco a las condiciones en la que viven esos cooperantes y la carga emocional que lleva ese trabajo, no todos están preparados para lo que pueden encontrarse y necesitan apoyo psicológico. Y… ¿Sabíais que cuando van a un lugar afectado de Ébola, los cooperantes no pueden tocarse entre ellos en todo ese tiempo? Yo no.

Y el otro, es el referente a las adopciones, el duro camino que atraviesan los padres y madres que quieren adoptar, los largos cuestionarios y entrevistas que invaden su intimidad cuestionando su valía, cuando a los padres biológicos nadie nos cuestiona esa decisión. En cierta forma lo entiendo, pero también he comprendido mejor todo lo que tuvo que pasar una persona muy cercana que estuvo en esa misma situación, lo duro que tuvo que ser todo ese camino y el tiempo que perdieron en esa interminable burocracia.

El libro tiene una portada preciosa y muy simbólica, blanca como la harina, con un dibujo de dos hermanas diferentes con el pelo adornado de amapolas… y la faja de la cubierta, imita al papel de estraza con el que se envolvía el pan. Además los capítulos están titulados con un texto y un tipo de pan, ambos con un significado dentro del capítulo, e incorpora la receta. Os aseguro que me han dado ganas de probar varias.

En definitiva, “Pan de limón con semillas de amapola” es una novela de secretos familiares con un sabor diferente. Una historia que nos habla del amor, la familia y el hogar… Una lectura tierna, emotiva, dulce y deliciosa que yo he disfrutado mucho y os recomiendo leer.

31 comentarios:

  1. ¡Qué alegría! No sabes lo feliz que me haces al haber disfrutado tanto de la novela. Yo sigo pensando que es una de las sorpresas del año y que se merece estar en cualquier listado de las mejores novelas de 2016.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  2. No sabes las ganas que tengo de hincarle el diente a esta novela. Desde que la reseñó Concha la tengo más que anotada y ahora tú me lo confirmas. La buscaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu reseña, y el libro parece muy tierno, pero no me van mucho los temas familiares. Me lo apuntare porque me da que la podria leer en un momento en concreto. Besos

    ResponderEliminar
  4. Era un libro que en principio no me atraía pero con tantas reseñas positivas ahora quiero leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Sabes que también me ha gustado mucho y esas recetas.....entran ganas de ponerse a amasar pan.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Lo tengo pendiente de lectura, a ver cuando le puedo hacer un hueco. Un besote

    ResponderEliminar
  7. Hola, guapa. Tengo este libro pendiente. Muy buena reseña. Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Tiene buena pinta y trata temas que me suelen gustar. Me lo apunto. Besos.

    ResponderEliminar
  9. No me había llamado la atención cuando lo vi salvo por la portada, pero después de leer tu reseña me lo apunto porque tiene pinta de ser una historia bonita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta lo que dices de esta novela. Tengo que leerla.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Ai que ganas le tengo a este libro. Y con esta reseña todavía más. Me apetece tanto. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. No creo que me anime con el libro, pero sí que es precioasa la portada. Y no, no tenía ni idea de lo que comentas de los cooperantes y el ébola.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Me gusta la portada, el título, y todo lo que cuentas de esta lectura. Espero leerlo pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Con lo de las recetas me acabas de convencer, me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  15. Me dio pena no.poder unirme porque sé que me va a encantar

    ResponderEliminar
  16. Es un libro maravilloso- De los que Manuela denomina abrazables. Besos

    ResponderEliminar
  17. He leído muchas reseñas positivas y lo tengo en mi lista de pendientes desde hace tiempo :-) Un saludo desde Acabo de Leer.

    ResponderEliminar
  18. Me apunto el título! Gracias por la reseña. BEsos

    ResponderEliminar
  19. Qué bonito Irunesa!! Yo la tengo pendiente!! No sé si ya te lo he contado, pero Valldemossa es un pueblo que está a 20 minutos de mi ciudad (Palma) y es precioso. Creo que es una novela con la que me será muy fácil conectar.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  20. Holiwi *-*
    La verdad es que este tipo de libros no me llama, pero me alegra que a ti si ;)
    Un beso :*

    ResponderEliminar
  21. Me encanta el título. Me trae a la memoria unas gallletas que descubrí este verano en un súper en León: galletas de limón con semillas de amapola. Buenísimas.
    Esta novela, aparte de la frivolidad de las galletas, tiene muy buena pinta. Ya había visto alguna reseña más y era favorable también. Lo apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Aún no lo he leído, y de verdad que quiero hacerlo. Sólo necesito encontrar la fórmula para duplicar mi tiempo libre, sólo eso ...

    bsos!

    ResponderEliminar
  23. Hola guapa!
    Lo tengo pendiente de leer. Genial reseña. Besotes

    ResponderEliminar
  24. Cuando salió leí su sinopsis y no me apeteció especialmente pero ya he visto varias reseñas, que al igual que la tuya, hablan de un libro tierno y precioso así que lo leeré seguro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  25. Ya la tenia apuntada pero después de lo que cuentas no puede pintar mejor esta historia. Un beso

    ResponderEliminar
  26. Como ya comenté en Twitter menuda llorera! Me gustó mucho, la verdad, sobre todo por la sensibilidad
    Besos

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué bien has contado lo que has vivido en esta novela! Yo también tomé nota de la recomendación de Xavier, así que cuando vi este título en el catálogo de Círculo de Lectores no lo dudé. Intentaré que sea una de mis lecturas veraniegas. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  28. También me atrajo la historia que se cuenta en esta novela y me hice con ella. No tardaré en leerla. Magnífica reseña, ya lo creo. Besos.

    ResponderEliminar
  29. Fue una de mis dudas a la hora de comprar en la feria del libro y al final la dejé, espero encontrarla en otro momento.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...