miércoles, 9 de enero de 2019

El Ladrón de Tatuajes - Alison Belsham

Una novela negra, una escritora que se alza con el premio Bloody Scotland de Edimburgo y un título muy sugerente, fueron tres ingredientes más que suficientes para que quisiera leer esta novela de Siruela, hoy retomamos la actividad del blog con mis impresiones de "El ladrón de tatuajes":

Editorial: Siruela
Colección:Nuevos Tiempos 367
ISBN:978-84-17454-59-3
Rústica con solapas 
Páginas:344
P.V.P 21.95€


Alison Belsham es guionista y escritora. En 2016, el borrador de lo que sería El ladrón de tatuajes se alzó como ganador del concurso Pitch Perfect del festival de novela negra Bloody Scotland, celebrado en Edimburgo. Una vez terminado, el libro se ha convertido de inmediato en un verdadero fenómeno editorial y está siendo traducido a más de una docena de lenguas.

Sinopsis:

Un inspector al frente de su primer caso.
Una tatuadora con un oscuro secreto.
Y un asesino afilando su cuchillo para volver a la caza.

Un cuerpo desollado en un contenedor de Brighton es una mala noticia. Pero también la oportunidad perfecta para que un ambicioso policía recién ascendido pueda demostrar a sus superiores que la confianza que han depositado en él está justificada —y de paso cerrar la boca a su compañero, con más años de servicio y resentido por no haber sido promocionado para el puesto—. Así que el inspector Francis Sullivan necesita a toda costa resolver el crimen, obra de uno de los más salvajes y retorcidos asesinos en serie de la historia del país. Como descubrirá enseguida, la pieza clave tiene nombre y apellido, Marni Mullins, la tatuadora que encontró el cadáver y que lo sabe absolutamente todo sobre la extraña alquimia de la sangre y la tinta. Pero Marni tiene un tormentoso pasado y motivos de sobra para desconfiar de la justicia...

Mis Impresiones:

En Brighton, una ciudad turística de la costa sur de Inglaterra, se está celebrando una convención de tatuadores, la alquimia de la sangre y la tinta ha atraído a multitud de curiosos apiñados en el lugar para observar las agujas o esperar su turno para ser tatuados por los mejores de la profesión. Entre ellos está Marni Mullins, tatuadora desde los 18 años e iniciada en el gremio por su exmarido Thierry Mullins, con el que tiene una extraña relación de amor odio, kilómetros de piel tatuados y 20 de experiencia avalan su trayectoria y sus conocimientos sobre el mundo del tatuaje.

En una pausa, Marni sale a tomar un café y de paso, estirar sus músculos entumecidos por el trabajo minucioso con la aguja, al acercarse al contenedor para tirar el vaso, observa un cuerpo humano desollado. A pesar de su rechazo a los cuerpos policiales por un incidente de su pasado, hace una llamada anónima alentándoles de lo ocurrido.

Por otro lado, Francis Sullivan se convierte a los 29 años en el inspector más joven del cuerpo de policía de Sussex, un ascenso fulminante a un puesto de gran responsabilidad después de haber superado todos los exámenes con excelencia, ha estado bien ante el tribunal pero ahora debe demostrar su valía, sabe que el ascenso llega demasiado rápido, sin relativa experiencia y no quiere pensar que el voto de confianza de sus superiores se deba a que su padre era un afamado consejero de la reina… Se enfrenta a un comisario poco entusiasmado con su nombramiento y a un sargento que ha visto frustradas sus esperanzas de ascenso, por eso debe ganarse su confianza y demostrar que es válido para el puesto.

El hallazgo del cadáver en el contenedor será su primer caso: Un varón, desnudo, golpe en la cabeza y una herida profunda en el hombro dónde antes se encontraba un extenso tatuaje. ¿Por qué se lo ha llevado?  Encontrar al autor de la llamada y conseguir que colabore con ellos será vital para un caso que se complica con la aparición de nuevas víctimas y que dará pie contra todo pronóstico, a una peculiar relación entre los protagonistas.

Será un narrador en tercera persona, con un estilo cuidado y sencillo, y focalizando la acción en los diferentes personajes que titulan los 59 capítulos que componen la novel, quien nos lleve de la mano a través de esa investigación policial permitiéndole profundizar en las diferentes personalidades de los protagonistas, conocer su pasado, su carácter y su relación con el resto de personajes, pero sobre todo, nos adentra en el desconocido mundo del tatuaje para descubrirnos una profesión como otra cualquiera, con una gran dedicación y años de perfeccionamiento y aprendizaje, todo un arte plasmado en la piel con muchas horas detrás para esbozar o crear composiciones, arte diferenciado por estilos, técnicas o la habilidad de su autor y que la autora incorpora a la trama con destreza y bastante interés.

Si la trama ya es espeluznante, no en vano estamos ante un asesino que se lleva a modo de trofeo el tatuaje de sus víctimas con la  frialdad, habilidad y precisión de un cirujano, la autora ha sabido dotar a la historia de mayor tensión narrativa introduciendo la voz en off del asesino, una primera voz narrativa que aparece cada ciertos capítulos y con diferente grafía en el que conocemos las técnicas utilizadas por el asesino, la elección de sus victimas, su sufrimiento y las enfermizas motivaciones de un personaje completamente trastornado.

En definitiva, para una primera novela y un borrador premiado y posteriormente desarrollado, “El ladrón de tatuajes” me ha parecido un buen debut literario, una novela negra con una trama oscura, que cuenta con personajes bien perfilados de personalidades peculiares y bien definidas cuyo pasado creo que podría dar para una serie y desarrollar algunas circunstancias… Buen ritmo, tensión narrativa y acercarnos al desconocido mundo de los tatuadores profesionales son otros de los alicientes que hacen que esta novela entretenga y se lea con interés, una novela que he disfrutado y os recomiendo leer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...