viernes, 24 de marzo de 2017

"Ana" de Roberto Santiago

Tuve un corazonada con esta novela... fue verla en las redes y sentir que tenía que leerla, ni siquiera me desanimaron las más de 800 páginas que tenía. Ya os adelanto que mis intuiciones fueron acertadas y he disfrutado muchísimo con ella. Hoy os traigo mis impresiones de "Ana":
Planeta de Libros
Publicación: 21/02/2017 
 864 páginas
 ISBN: 978-84-08-16658-0 
Tapa dura con sobrecubierta 
P.V.P 21.90

Roberto Santiago es escritor, dramaturgo y director de cine. Ha escrito más de veinte novelas infantiles y juveniles. Entre otras, la colección Futbolísimos (Editorial SM), que se ha convertido en la saga de literatura infantil española más vendida en nuestro país en los últimos años, y que ha sido traducida a varios idiomas. Ha escrito y dirigido, entre otras, las películas El penalti más largo del mundo, El club de los suicidas, Al final del camino y la coproducción internacional El sueño de Iván. En teatro ha escrito las adaptaciones de Ocho apellidos vascos, El otro lado de la cama y Perversiones sexuales en Chicago, de David Mamet, entre otras. Ha participado en varias series de televisión; es profesor de la Escuela Oficial de Cine de la Comunidad de Madrid; y su cortometraje Ruleta fue el primer corto español en competir en la Sección oficial del Festival de Cannes. Ana, es su primera novela para adultos.

Sinopsis:

Un oscuro asesinato.
Una protagonista que dejará huella.
Una batalla que todos dan por perdida.
Un thriller que no podrás olvidar

Años atrás, Ana Tramel fue una brillante penalista a la que se disputaban los mejores despachos. Un oscuro suceso en su pasado cambió su vida y ahora pasa sus días entre recursos administrativos en un mediocre bufete, ahogándose en un vaso de whisky. Pero su vida da un vuelco cuando su hermano Alejandro, con el que no habla desde hace cinco años, la llama angustiado. Ha sido detenido por el asesinato del director del Casino Gran Castilla.
Ana pide ayuda a su jefa y vieja amiga, Concha. Necesita la estructura y recursos del despacho para llevar adelante una defensa en la que tiene prácticamente todo en contra. Acompañada de un peculiar equipo (un viejo investigador, una abogada novel y un becario ludópata) se enfrentará a las grandes empresas del juego.
Ana, un thriller absorbente protagonizado por una mujer inteligente pero acabada, brillante pero autodestructiva, única.

Mis impresiones:

Comenzamos conociendo a Ana Tramel despertándose con una tremenda resaca en la cama de un desconocido, intentando poner en orden sus recuerdos de lo ocurrido esa noche. En ese momento, recibe una llamada de su hermano pequeño detenido en el cuartel de la Guardia Civil de Robredo por el asesinato de Bernardo Menéndez Pons, el director del Gran Casino, quiere que sea su abogada.

Tras una brillante carrera como abogada, Ana lleva 5 años sin pisar un juzgado, ni una comisaria, ni un cuartelillo… desde que su vida dio un vuelco y mandó a todo el mundo a paseo, para alejarse de todos y de cualquier dependencia judicial y refugiarse entre pastillas y alcohol. Hasta que Concha, su amiga de la facultad, la rescató obligándola a trabajar en su despacho de gestión de multas… un trabajo de oficina, que le permitió seguir con su rutina y sus malos hábitos.

Pero Ana es ente otras cosas, especialista en cambiar de opinión, así que decide acepta el caso y defender a su hermano con el que lleva años sin hablarse, un adicto al juego, arruinado y endeudado por una cifra exorbitante con el casino donde jugaba, y enfrentarse a un gigante empresarial con enormes recursos y respaldado por el bufete de abogados más importante del país… Ana resucita de sus cenizas para volver a un juzgado, donde es toda una leyenda, y con el apoyo de un par de jóvenes e inexpertos abogados del despacho de Concha y que nunca han pisado un juzgado, sin apenas recursos, enfrentarse a un duro y mediático caso con múltiples intereses y plagado de dificultades, que le harán encajar golpe tras golpe a lo largo de todo el proceso intentando que se haga justicia: Un David contra Goliath.

“Por algún motivo, toda mi vida he querido hacer justicia. Es algo que tengo grabado a fuego desde muy pequeña. Cambiar el mundo, hacerlo un lugar más habitable. Defender a los desheredados, librar batallas imposibles, ponerme delante del juez y del jurado y hacer algo brillante que les haga conmoverse y descubrir la verdad.”

Y brillante es lo que hace Roberto Santiago con esta novela y con Ana, ese personaje “único” que todo lector quiere encontrarse y creo, que todo escritor le gustaría crear. Un personaje complejo, lleno de defectos y especialidades desastrosas, dura, fría, sarcástica, adicta a los cócteles de tranquilizantes con antidepresivos opiáceos y alcohol,  y duramente golpeada por la vida… pero sin duda, una gran encajadora, porque Ana también es tenaz, luchadora, implacable y no se rinde ante nada, encaja los golpes como nadie y su única enemiga es ella misma.

Prefiero no hablar mucho del resto de personajes que aparecen en la novela y que han pasado o forman parte de la vida de Ana, o sobre los que le acompañan en el proceso o se enfrentan a ella... pero todos y cada uno de los personajes secundarios están magníficamente perfilados y nos reflejan un amplio abanico de debilidades humanas y nos trasmiten todo tipo de sentimientos… pero si tengo que elegir, me quedo con dos, precisamente por que son los únicos que me hubiera gustado conocer en su faceta más personal: La joven Jueza Huarte, instructora del caso, y Eme, ese enigmático investigador con alopecia nerviosa que colabora en la investigación. 

Acertada elección, la voz narrativa en primera persona a través de Ana, una narración trasparente y sincera, que implica al lector y que no esconde ninguno de sus defectos y nos permite conocer las pequeñas virtudes que esconde a los demás. He conectado con Ana, la he admirado y a su vez, compadecido, he sufrido con ella, me ha contagiado la pasión por su trabajo, su afán de justicia y me he unido a su causa.

Si el autor nos atrapa con un personaje único, no se queda atrás con el desarrollo de la historia, una trama perfectamente construida, sin ningún tipo de fisuras, adictiva e intensamente absorbente desde las primeras páginas y que nos lleva en un ritmo ágil y frenético durante más de sus 800 páginas estructuradas en 5 partes, o quizás debería decir asaltos, porque toda la novela es un gran combate en el que es imposible no tener presente la alusión cinematográfica referida en la novela…  

No soy una experta en temas legales y nunca me ha atraído el mundo de la abogacía, más bien diría lo contrario, y sin embargo, el autor consigue convertir en arte el ejercicio de la profesión, y con un lenguaje sencillo y fluido nos introduce en un complejo proceso judicial que no he tenido ningún problema en seguir… y tengo que destacar, que me ha sorprendido mucho saber que no forma parte de la profesión, lo cual me lleva a pensar en la gran labor de documentación que hay detrás de esta novela. 

Y por si todos estos argumentos, aún no os han convencido… como trasfondo de la novela una profunda crítica o reflexión sobre la industria del juego, un mundo peligroso y adictivo, fomentado por el sistema y que mueve una gran cantidad de dinero legal e ilegal, pero sin la concienciación social  y estatal de otras adiciones.

En definitiva, "Ana" es un thriller jurídico brillante, una novela y un personaje que atrapa desde sus primeras páginas, con una trama solida, bien construida, adictiva, absorbente y de ritmo trepidante… una novela que he disfrutado durante todas y cada una de sus páginas y una protagonista difícil de olvidar. Una novela que os recomiendo leer y a la que le doy mis cinco estrellas del mes.

Gracias a la editorial por el envío del ejemplar.

miércoles, 22 de marzo de 2017

"El último akelarre" de Ibon Martín

Después de leer los dos libros anteriores del autor, tenía muchas ganas de seguir con esta serie de novela negra protagonizada por la escritora "Leire Altuna" y gracias al autor, me uní a la lectura conjunta que organizaba Laky en su blog. Hoy os traigo mis impresiones de "El último akelarre":
Editorial: Travel Bug
ISBN: 978-84-944077-9-6
Encuadernación: Rústica
Páginas: 432
PVP: 18,50€

Ibon Martín Álvarez (Donostia 1976) es licenciado Periodismo y ha trabajado para varios medios de comunicación. Desde hace unos años invierte su tiempo en viajar y en escribir sobre ello. Excursionista y periodista especializado en ocio y viajes, como él mismo se define, es autor de una amplia gama de guías sobre destinos vacacionales, y cuatro novelas: El valle sin nombre (2013), El faro del silencio (2014), La fabrica de las sombras (2015) y "El último akelarre" (2016)

Sinopsis:

Bilbao se prepara para una noche festiva cuando un macabro asesinato atrae todas las miradas hacia la imponente chimenea del parque de Etxebarria. Un joven estudiante de la Universidad de Deusto pende envuelto en llamas de su vieja estructura de ladrillo. La elección del momento y el lugar apunta a un crimen ritual. La escritora Leire Altuna y la ertzaina Ane Cestero dirigirán una investigación en la que se enfrentarán a grupos neonazis, sectas destructivas y demoledoras intrigas familiares.
Las pesquisas desenterrarán una turbadora conexión con una extraña muerte ocurrida en Zugarramurdi tres años atrás. Bajo su aparente postal idílica, el pueblo de los akelarres esconde secretos desgarradores que funden religión, viejas tradiciones y odios seculares. El equipo investigador tendrá que escarbar entre ellos si quiere hallar respuestas y comprenderá que los ecos de la caza de brujas que aterrorizó hace siglos la comarca flotan aún entre sus habitantes.

Ibon Martín traza una inquietante historia que lleva al lector desde las vibrantes orillas del Nervión hasta los solitarios caseríos del norte de Navarra; desde los veloces ritmos del siglo veintiuno hasta los oscuros años del Santo Oficio. Una obra impactante, adictiva y estremecedora.

Mis Impresiones:

“El último akelarre” es el tercer libro de la serie protagonizada por la escritora Leire Altuna, una joven sencilla y afable, inicialmente escritora de novelas románticas, que se muda al faro de la plata de Pasaia tras su divorcio y se reconvierte en escritora de novelas de misterio tras verse involucrada en una serie de crímenes ocurridos en la localidad. Creo que el autor tiene la intención de publicar un cuarto libro, y según lo que he leído, después dejar descansar a la protagonista.

La novela se desarrolla a través de dos líneas temporales separadas entre ellas por más de 400 años: Comenzamos en el presente y nos situamos en el mes de Junio del 2015 para reencontrarnos con Leire Altuna participando en la regata nocturna de Bilbao con la trainera negra de Hibaika, compitiendo contra sus antiguas compañeras de San Juan. A pesar del ajustado final, la regata pasa a un segundo plano cuando los asistentes contemplan una gran bola de fuego colgando de la chimenea de ladrillo del parque Etxebarria; es una silueta humana, agitándose entre llamas y espeluznantes alaridos mientras un intenso olor a carne quemada empieza a flotar en el ambiente.

Un asesinato espeluznante que Leire decidirá investigar para utilizar en su próxima novela y haciendo partícipe a Ane Cesteros, la joven ertzaina de la comisaría de Rentería con la que resolvió el llamado caso del sacamantecas (El faro del silencio) y que también le propuso investigar los crímenes de la Fábrica de Orbaizeta (La Fábrica de las sombras), porque un caso tan mediático como ese, es idóneo para la ambiciosa y competente policía.

De esta forma Ane será destinada a la comisaría de Erandio para investigar el asesinato, donde no será muy bien recibida por sus compañeros (quizá por ello nos encontramos aquí con un personaje que me ha sorprendido al mostrarse más dura y nerviosa que en las entregas anteriores), un caso complicado y con varias vías posibles de investigación donde contará con la ayuda extraoficial de Leire y de Iñigo, el antiguo profesor universitario de la escritora.

También en la actualidad conoceremos a Nekane, una joven quesera de Zugarramurdi cuyas escapadas al bosque y su escondida relación con un personaje misterioso, nos mantendrá en vilo durante la historia.

Enseguida nos encontraremos con el segundo hilo temporal que nos traslada a la primavera de 1609. En Zugarrumurdi conocemos a María, una joven campesina que ayuda a su abuela como partera mientras espera a que regrese su prometido enrolado en la Marina. A través de este hilo, el autor nos introduce en unos hechos históricos escalofriantes como fue la caza de brujas iniciada en el territorio galo, que traspasó la frontera y sembró el terror entre los habitantes de varios pueblos navarros y que culminó en 1610 con el auto de fe en el que se juzgó a 53 personas y la quema de 11 de ellos en la hoguera. 

Creo que en este tercer libro, hay cierta evolución del autor y he apreciado un mayor equilibrio entre los dos hilos temporales de la novela, o quizás es que la historia del pasado, a pesar de ser menos extensa, es tan sobrecogedora, que me ha tenido tan enanchada como la propia investigación, y quizás por comprender la conexión entre ellas, en mi opinión, la lectura adquiere mayor ritmo y tensión narrativa que en las novelas anteriores. 

En cuanto a los personajes, Ibón nos ofrece tres novelas con tramas independientes en las que la evolución del personaje principal apenas tiene un significado relevante a lo largo de la serie, algo que creo es positivo para los lectores que no hayan leído los libros anteriores y que no les obliga a leerlas en orden, es obvio que los que hemos leído las dos primeras, entenderemos algunas pequeñas referencias a otros casos o relativas a algunos personajes secundarios, pero tampoco creo que sea algo relevante para seguir la novela.

A través de un narrador omnisciente y con un lenguaje sencillo y cuidado, me gustaría destacar especialmente la magnífica ambientación que este autor pone en todas sus novelas, ya lo hizo con Pasaia y con la fábrica de armas de Orbaizeta o la selva de Irati… y en esta novela será Zugarramurdi el otro protagonista indiscutible de la historia. El autor nos traslada a la zona con unas minuciosas y bellas descripciones del valle, su historia, el carácter de sus gentes, la descripción de las cuevas, el contenido del museo o el desarrollo de la fiesta del Akelarre que se celebraba en la localidad, en una atractiva guía turística de la zona que estaréis deseando conocer.

En definitiva,“El último akelarre” es el tercer libro de la serie de novela negra protagonizada por la escritora Leire Altuna, una novela negra con una excelente y cuidada ambientación que atrapa desde las primeras páginas, una trama bien planteada y desarrollada para conectar de una forma muy interesante y entretenida, una investigación policial actual llena de intriga y unos hechos históricos reales conocidos como la caza de “Las brujas de Zugarramurdi”, una novela que he disfrutado mucho y que os recomiendo leer.

Gracias a Laky, del blog "Libros que hay que leer" por organizar la LC, y al autor por el envío del ejemplar y la bonita dedicatoria del libro.

lunes, 20 de marzo de 2017

Esta semana leo...

Pues de nuevo es Lunes, y todavía con el resacón de mi última lectura, comienzo la semana planificando las lecturas que intentaré abordar estos días:


La semana pasada he cumplido objetivos y he terminado Ana de Roberto Santiago, y a pesar de que es un libro de más de 800 páginas, lo he devorado. Ya os adelanto que ha sido una lectura 5 estrellas cuyas impresiones estoy deseando compartir.

Así que comienzo mi semana con "El legado" de Sybille Bedford, gracias a Gatopardo Ediciones y al sorteo de Laky en el mes de la familia. Voy apurada de tiempo, pero creo que llegó para reseñarla en el mes temático.
Y luego quiero continuar con "Un lugar a dónde ir" de María Oruña, que lleva haciéndome ojitos en la estantería desde que me tocó en el blog de Inés hace un par de semanas... Siento no haber leído las reseñas que han ido saliendo, pero me apetecía leer este este libro sin ningún tipo de predisposición...

Y vosotr@s... ¿Qué leéis esta semana?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...