viernes, 20 de septiembre de 2019

La paciente silenciosa - Alex Michaelides

Hoy os traigo una reseña de un libro que dará mucho que hablar y que la productora de Brad Pitt llevará a la gran pantalla. Hoy os cuento mis impresiones de "La paciente silenciosa" de Alex Michaelides, publicada por Alfaguara:
Editorial: Alfaguara
Nº Paginas:384
ISBN: 9788420435503
P.V.P:19.90€

Alex Michaelides (Chipre, 1977) estudió Literatura Inglesa y Psicoterapia. Trabajó en una unidad de seguridad para adultos jóvenes, experiencia que le proporcionó material e inspiración para La paciente silenciosa, su primera novela: un thriller que está siendo traducido en cuarenta países y cuyos derechos cinematográficos han sido comprados por la productora de Brad Pitt. También es guionista de películas como Un robo inesperado, protagonizada por Uma Thurman y Tim Roth.

Sinopsis:

SOLO ELLA SABE LO QUE SUCEDIÓ.
SOLO YO PUEDO HACERLA HABLAR.

Alicia Berenson, una pintora de éxito, dispara cinco tiros en la cabeza de su marido, y no vuelve a hablar nunca más. Su negativa a emitir palabra alguna convierte una tragedia doméstica en un misterio que atrapa la imaginación de toda Inglaterra.

Theo Faber, un ambicioso psicoterapeuta forense obsesionado con el caso, está empeñado en desentrañar el misterio de lo que ocurrió aquella noche fatal y consigue una plaza en The Grove, la unidad de seguridad en el norte de Londres a la que Alicia fue enviada hace seis años y en la que sigue obstinada en su silencio. Pronto descubre que el mutismo de la paciente está mucho más enraizado de lo que pensaba. Pero, si al final hablara, ¿estaría dispuesto a escuchar la verdad?

Mis Impresiones:

No puede resistirme a la sinopsis prometedora del libro ni a las frases de la faja que decían “thriller perfecto” o “suspense hitchcockiano”... y eso fue lo que me hizo decidirme por esta novela de entre las muchas novedades literarias de este otoño. Y bien, no dudo que esta novela gustará a mucha gente y sobre todo que funcionará muy bien en la gran pantalla (de hecho creo que algunos de mis peros podrían salvarse en la adaptación cinematográfica) pero para mí no es el thriller perfecto y pese a que recomiendo su lectura, tiene algunas cosillas que no me han convencido.

Comenzamos con el prólogo donde nos encontramos un breve fragmento del diario de Alicia Berenson que últimamente ha estado deprimida, su marido le ha propuesto escribir las cosas, una válvula de escape o una especie de registro en el que apuntar ideas y que ella ha accedido a escribir para tranquilizarlo.

Tras ese breve fragmento, conoceremos a Theo Faber, cuarenta y dos años, psicoterapeuta,  aunque no por convicción, sino para ayudarse a sí mismo tras una infancia de vejaciones y malos tratos y años de terapia. Será él la voz narradora en primera persona de la novela y en un primer capítulo, lanza el anzuelo para acaparar toda la atención del autor:

Theo nos resume la historia de Alicia, treinta y dos años cuando mató a su marido, siete de casados, ambos artistas, él un prometedor fotógrafo y ella pintora. Un caluroso 25 de agosto llegó a casa y poco después su vecina oyó varios disparos y llamó a la policía. Los agentes encontraron al hombre  atado a una silla con varios disparos en la cabeza, a su lado Alicia con cortes en las muñecas, ensangrentada y un cuchillo a sus pies. Había intentado suicidarse y aunque la salvaron no dijo ni una palabra, no volvió a hablar, ni siquiera cuando la acusaron de asesinato durante el juicio… Una tragedia familiar y un juicio que se convirtió en un misterio que acaparó grandes titulares durante los mese siguientes, en especial porque Alicia no dijo nada y solo pintó un enigmático cuadro titulado “Alcestis” y tras ello, fue ingresada en “The Grove. Han pasado seis años desde entonces.

Todo esto que os he contado, lo conoceremos en las primeras 20 páginas de la historia, un buen inicio tras el que se reduce la marcha para pasar a una lectura más cadenciosa en la que la novela se centra en Theo y su narración de la historia, conoceremos su infancia y sus motivaciones para ser psicoterapeuta, su identificación y obsesión con Alicia, capítulos cortos que alternan su día a día en ese hospital con su propia situación personal y sentimental, unidos a una investigación que realiza sobre la paciente a través de entrevistas con las personas que la conocieron y que nos irán desvelando lo ocurrido para confirmarse después en ese diario de Alicia, que parece ir siempre un paso por detrás de la historia de Theo.

Si tengo que utilizar una palabra para describir mis sensaciones durante la lectura, diría que desconcierto, de no saber encajar las piezas que iba ofreciéndonos el autor, no me encajaba el médico y no me encajaba la actitud de la paciente… tal vez por esa información sesgada que el lector conoce a través de Theo, incluidos el resto de personajes que son perfilados de forma difusa al servicio de ese desconcierto o tal vez por la propia construcción-trampa de la novela (y aquí siento no ser más explícita) por eso no será hasta las últimas páginas, cuando el autor nos ofrece una revelación sorprendente y que reconozco que no supe ver, cuando todo parece encajar y tener sentido.

En definitiva, “La paciente” es un thriller psicológico con tintes de domestic noir, de ritmo cadencioso en dónde el autor juega con el lector y las piezas de un puzle dónde nada ni nadie es lo que parece. Una novela que puede gustar mucho o no, dependiendo de cómo encaje el lector ese revelación final y que sin embargo, creo que podrá ser salvable o mucho más efectiva en su versión cinematográfica.

viernes, 13 de septiembre de 2019

La chica que vivió dos veces - David Lagercrantz

Tras un verano de relax en el que he aprovechado para desconectar y leer algunos de mis pendientes, toca volver a la actividad del blog y que mejor ocasión que con el esperado cierre de la serie Millennium, un cierre, que en mi opinión, no ha sido tanto como prometía... Hoy os cuento mis impresiones de "La chica que vivió dos veces":
Ediciones Destino
ISBN: 978-84-233-5606-5
Páginas: 592
P.V.P: 22.50€


David Lagercrantz (Suecia, 1962) es escritor y periodista. Debutó en 1997 con un libro sobre el aventurero sueco Göran Kropp y su conquista del Everest sin oxígeno. Autor de uno de los libros de mayor éxito de la historia reciente de Suecia, la biografía de Zlatan Ibrahimović, Soy Zlatan, que fue seleccionada para el prestigioso Premio August. Es, también, autor de la novela inspirada en el genio matemático y precursor de la informática Alan Turing, El enigma Turing (Destino, 2016). y el elegido para continuar la aclamada serie Millennium, iniciada por Stieg Larsson.

Sinopsis:

Lisbeth Salander está preparada para la batalla final contra la única persona que, siendo idéntica a ella, es su opuesta en todo: su hermana Camilla. Pero esta vez, Lisbeth tomará la iniciativa.
Ha dejado atrás Estocolmo, lleva un nuevo peinado y se ha quitado los piercings. Podría pasar por una ejecutiva más. Pero las ejecutivas no ocultan una pistola bajo la americana, no son hackers expertas ni llevan cicatrices ni tatuajes que les recuerdan que han sobrevivido a lo imposible.

Mikael Blomkvist, por su parte, está investigando la muerte de un mendigo del que sólo se sabe que ha fallecido pronunciando el nombre del ministro de Defensa del gobierno sueco y que guardaba el número de teléfono del periodista en el bolsillo. Mikael necesitará la ayuda de Lisbeth, pero para ella el pasado es una bomba a punto de explotar.

Mis Impresiones:

La chica que vivió dos veces es el 6º volumen de la serie Millennium cuyas tres primeras novelas fueron escritas por Stieg Larsson fallecido poco después de entregar el manuscrito a su editor. El resto creo que es conocido: una injusta ley sueca que excluye a su pareja como heredera y unos derechos de sus obras que recaen en su hermano y su padre, que tras el éxito de ventas deciden continuar la serie eligiendo al escritor David Lagercrantz como autor de las mismas.

De primeras, esa continuación a mí no me pareció buena idea, pero los que éramos fan de la serie y en especial de los personajes, no pudimos cerrar los ojos ante las nuevas publicaciones, aunque solo fuera por curiosidad… 

He leído las seis novelas, las tres primeras escritas por Stieg Larsson me parecieron brutales, de lo mejor que he leído en novela negra, y las tres siguientes… pues aún siendo buenas novelas, con tramas interesantes, bien construidas, de ritmo ágil y en la que el autor ha sabido captar perfectamente la esencia de los personajes, para mí son distintas. Lagercrantz le ha dado su toque, creo que se inclina más hacia el thriller y la acción, y Larson para mí era más negro, la tensión narrativa se sustentaba en un elenco de secundarios y en unas subtramas que revelaban el lado más perturbador y oscuro del alma humana.

Pero vamos con mi valoración de la novela y del anunciado como” el gran final de la serie”: Nos encontramos con un Mikel mucho más maduro, yo diría que desencantado, incapaz de terminar el artículo que tiene entre manos y cogiéndose unos días de vacaciones. Extraña a Lisbeth, que tras la muerte de su viejo tutor ha desaparecido para viajar por Europa y con la que solo consigue conectar de forma esporádica a través de correos y mensajes. Pero Lisbeth ya ha empezado su propia cruzada, cambio de look, más aseada y sin piercings, lleva un tiempo pegada a las pantallas de sus ordenadores para pasar a la acción y saldar cuentas con su pasado, necesita ir un paso por delante y conocer todos los movimientos de Camilla y la organización criminal a la que pertenece su hermana, antes de ejecutar su plan y enfrentarse a su mayor enemiga.

A través de la llamada de una médico forense, Mikel volverá a verse interesado por una historia. Un mendigo ha aparecido muerto en la plaza de Mariatorget y la forense se siente conmovida por lo que le cuentan sus cicatrices, el sufrimiento que le revela su cuerpo, intuye que será un caso que se quedará en el olvido, del que ni siquiera saben su identidad… Por eso, al encontrar el número de teléfono del Mikel en el bolsillo del mendigo decide llamarle, exponerle el caso, utilizar todos los medios científicos a su alcance para descubrir la identidad del hombre, y junto a las dotes de investigación del periodista, saber quién era esa persona y porque días antes estuvo pronunciando el nombre del Ministro Sueco… 

Reconozco que la construcción y el desarrollo de esta investigación me ha tenido muy enganchada, me ha parecido realmente interesante, tanto a nivel científico como respecto a los hechos que vamos conociendo, y es que a través de esta historia nos adentramos en algunos temas científicos interesantes y en el mundo de las grandes expediciones y en especial sobre los Sherpas y sus condiciones físicas diferentes y especiales del resto de mortales, tengo que reconocer que era algo totalmente desconocido para mí. 

No me ha pasado lo mismo con la trama en la que andaba metida Lisbeth, y quizás esa ha sido parte de mi decepción (soy más de Lisbeth que de Mikel), y a pesar de alguna actuación en la que reconocemos su carácter defensor de las mujeres y combativo contra los abusos, la he visto algo más desdibujada… 

Nos encontramos por lo tanto con dos tramas que se alternan durante la novela sin aparente conexión entre ellas, más allá de los correos en los que Mikel pide ayuda a la hacker para avanzar en sus investigaciones, y que el autor construye y teje hábilmente a ritmo de thriller, utilizando la alternancia de planos y escenas entre los diferentes personajes, con abundante diálogo y escenas de acción, y que acabarán confluyendo en una sola uniendo de nuevo a nuestros protagonistas en un final, para mí gusto, excesivamente cinematográfico y con algunas escenas descabelladas más propias de superhéroes que a mí me ha costado creerme.

En definitiva, “La chica que vivió dos veces” el sexto volumen de la serie Millennium, un thriller que se lee de forma muy ágil y entretenida y que hace una crítica a la ciberseguridad, a los peligros de los bulos y troles, las noticias falsas capaces de influenciar o enfrentar a la sociedad, pero que también nos acerca al mundo del alpinismo y en especial a esos pobladores del Nepal imprescindibles para estas expediciones. Una novela que creo pretendía simplemente entretener y cerrar la serie (al menos con este autor), y lo primero lo consigue gracias a la trama, la acción y el buen hacer literario del autor, y lo segundo, creo que es acertado porque los personajes no han dado más de sí…. 

jueves, 18 de julio de 2019

"Un tiempo nuevo" Elizabeth Jane Howard

Desde que descubrí esta saga de la literatura inglesa, no he dejado de recomendarla. De momento tenemos publicados cuatro volúmenes y en unos meses, creo que a final de año, podremos culminarla. Aprovechando que muchos tenéis vacaciones os animo a comenzarla, y hoy os hablo de "Un tiempo Nuevo", la cuarta entrega de Las crónicas de los Cazalet y que ya os adelanto, es la que más me ha gustado:
Editorial: Siruela
Colección: Nuevos Tiempos
ISBN:978-84-17860-08-0
Paginas: 560
P.V.P: 26€

Elizabeth Jane Howard (Londres, 1923-Suffolk, 2014) escribió quince novelas que recibieron una extraordinaria acogida de público y crítica. Los cinco volúmenes de Crónica de los Cazalet, convertidos ya en un hito inexcusable dentro de las letras inglesas, fueron adaptados con gran éxito a la televisión y a la radio por la BBC. En el año 2002, su autora fue nombrada Comandante de la Orden del Imperio Británico.

Sinopsis:

Estamos en 1945, la guerra ha terminado. El momento, tan anhelado por los Cazalet, ha llegado finalmente, pero una Inglaterra atormentada por las privaciones y la desintegración del Imperio ensombrece la emoción por la noticia. En Home Place, la Navidad tendrá ese año un sabor agridulce: el de la luminosa promesa de una nueva era, el de la añoranza de una época que no habrá de volver. La convivencia forzada toca a su fin y la recobrada libertad obliga a que cada uno elija su propio camino. Y en esa difícil reorganización, los chicos llevan ya pantalón largo, las niñas se han convertido en mujeres, las parejas separadas por las armas luchan por recomponerse, mientras que aquellas que durante el conflicto permanecieron unidas tal vez deban ahora reconocer su fracaso... Un futuro incierto, una pátina de melancolía que parece recubrir todas las cosas y, sin embargo, también ese esperanzador viento que reaviva la confianza en un tiempo nuevo.

La colosal saga familiar de Elizabeth Jane Howard, el último gran clásico de las letras inglesas del pasado siglo, da en este cuarto volumen de la serie un memorable paso adelante hacia su brillante y esperada culminación.

Mis Impresiones:

Desde que leí el primer volumen de esta gran saga de la literatura inglesa del siglo XX, no he dejado de recomendarla, me gustó mucho el primer volumen y más aún los siguientes, pero creo que este cuarto libro es el que más me ha gustado y el que he vivido más intensamente de todos ellos. Quizás porque ya conocía a los personajes desde sus inicios y he seguido su evolución, conocía ya sus virtudes y sus defectos, sus ilusiones, anhelos, temores, decisiones, aciertos, errores y desventuras… han crecido, madurado o envejecido a lo largo de estos años de cambios importantes, también algunos nos han dejado en el camino y han llegado otros nuevos a compartir sus vidas… y en esta cuarta entrega, después de que conocer todo ese recorrido vital, llega la hora de encarar el futuro asumiendo el pasado, y para ello, la autora nos muestra sus sentimientos e inquietudes de forma más profunda.

Finalizada la II GM, los diferentes miembro de la familia Cazalet retoman sus vidas alejados de Home Place, la gran casa familiar que ha sido su refugio durante estos últimos años. Volver a Londres, encontrar nuevo hogar, trabajo y seguir con sus vidas, será el motor de todos los miembros de la familia a pesar de que el tiempo transcurrido y los acontecimientos vividos los han marcado irremediablemente y ninguno de ellos son los mismos personajes que conocimos en aquellos idílicos veranos familiares en Sussex. La convivencia familiar llega a su fin y cada familia tendrá que volver a organizar su existencia, poner en orden sus vidas, afrontar lo vivido y las consecuencias de sus actos para tomar decisiones importantes y afrontar el futuro de un tiempo nuevo. 

Y quizá por eso, porque el lector lo conoce ya todo sobre ellos, vivirá intensamente cada una de sus páginas leyendo y sintiendo como afrontan el futuro y asumen el pasado reciente, se replanteará sus juicios sobre algunos personajes, cambiará de opinión o comprenderá  mejor a otros, sufrirá con sus desilusiones o aplaudirá sus decisiones, y vivirá especialmente, con gran emoción, como unos (tengo que reconocer que mis favoritos) asumen sus sentimientos y cumplen las expectativas de esta lectora poco dada a las efusiones románticas.

Este es el cuarto y penúltimo libro de una saga familiar en la que la autora nos retrata la sociedad inglesa de la primera mitad del siglo XX a través de la historia familiar de tres generaciones. A través de ese minucioso fresco familiar la autora nos describe una época de cambios trascendentales y de una sociedad que avanza irremediablemente hacia los cambios. Desde las secuelas de la Primera Guerra Mundial, aún reciente en la memoria y en el cuerpo de algunos de sus miembros, pasando por el miedo e incertidumbre de un nuevo conflicto, llegamos a una IIGM que cambiará los roles y las certezas de esta familia, y ya finalizada, a un tiempo de privaciones, de cambios y nuevos retos.

Todo ello a través de una minuciosa narración y descripción de los personajes basada en la cotidianidad, en las actividades del día a día, en los menús que cambian con las privaciones y la carestía de los tiempos, en las ropas y vestimentas, en los juegos e ilusiones infantiles, en los sueños adolescentes, en los nuevos proyectos, en las vicisitudes de los protagonistas, en las circunstancias que les tocan vivir, en el cambio de roles con las nuevas necesidades o inquietudes… y todo ello, narrado con una prosa sencilla y fluida que sin prisa y sin pausa, va dibujando de forma silenciosa pero contundente una nueva sociedad que va dejando atrás los años de conformismo y convencionalismos para abrirse hacia el futuro.

Poco más os puedo contar, a la familia Cazalet y a los personajes hay que conocerlos desde el principio, seguirlos durante todos estos años… una saga coral y familiar que tiene también mucho de costumbrista, narrada de forma minuciosa y contundente que nos muestra los grandes cambios sociales del siglo XX y que se lee de forma entretenida y apasionante según vamos conociendo a los personajes, su evolución y sus historias y sabemos más de cada uno de ellos… yo estoy deseando culminarla.

En definitiva “Un tiempo Nuevo” es la cuarta entrega de la gran saga de la literatura inglesa “Los Cazalet”.  Una saga en la que a través del universo particular de esta familia inglesa, la autora retrata con ingenio los grandes cambios pero silenciosos del siglo XX, una lectura cómoda, entretenida y amena en la que el lector se siente parte integrante de esa familia, partícipe de sus problemas, de sus dramas, sus sueños y sus pequeños logros… es imposible no dejarse seducir por todos y cada uno de los miembros de esta familia y especialmente emocionarse con algunos de ellos… Ya sé que soy repetitiva, pero he disfrutado mucho de cada libro y en especial, he vivido más intensamente esta 4ª entrega a la que no he tenido más remedio que darle sus merecidas 5 estrellas. Una novela y una serie que no solo recomiendo sino que os aconsejo leer.

miércoles, 10 de julio de 2019

"La huella del mal" de Manuel Ríos San Martín

No pude resistirme a la sinopsis de esta novela, un thriller ambientado en el yacimiento de Atapuerca dónde la combinación de novela negra y antropología prometía ser un cóctel muy interesante… y ya os adelanto que ha cumplido todas mis expectativas. Hoy os cuento mis impresiones de “La huella del mal”: 
Editorial: Planeta
ISBN: 978-84-08-20691-0
Formato:Tapa dura
Páginas: 576
P.V.P: 19.90€

Manuel Ríos San Martín (1965) es licenciado en Ciencias de la Información y ha trabajado en importantes productoras de televisión como Globomedia, BocaBoca y Diagonal, en las que ha ejercido de productor ejecutivo, director o guionista de diversas series. Es autor de la novela Círculos. La huella del mal es su proyecto más personal.

Sinopsis:

Durante una visita escolar a la excavación arqueológica de Atapuerca, un chico de catorce años descubre que una de las reproducciones humanas que imitan los enterramientos de los homínidos de hace miles de años es, en realidad, el cuerpo de una chica muerta. La joven parece haber sido colocada con una simbología ritual, y todas las pistas apuntan a un macabro homicidio similar al ocurrido seis años atrás en otro yacimiento en Asturias.
En el pueblo se desata la inquietud. Demasiados detalles recuerdan el caso anterior, por lo que el juez piensa en reunir de nuevo a los policías que se hicieron cargo entonces: Silvia Guzmán, inspectora de la UDEV, y Daniel Velarde, un ex-policía dedicado ahora a la seguridad privada. Sin embargo, nadie sabe que en el pasado ambos vivieron una relación sentimental que acabó de manera abrupta y que tuvo mucho que ver en la truncada resolución del caso. Ahora, Silvia y Daniel tendrán que aprender a colaborar y aclarar sus sentimientos para descubrir al asesino del yacimiento y cerrar aquella herida abierta en su pasado.

Mis impresiones:

Un joven adolescente descubre una mujer muerta colocada de forma simbólica imitando los enterramientos de homínidos que se realizaban hace miles de años, se trata de un macabro asesinato realizado en el yacimiento de Atapuerca que será encargado a la veterana policía Silvia Guzmán y al joven Rodrigo Ajuria, pertenecientes a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de Madrid. 

Ambos policías serán enviados a la zona por el comisario Mendoza para resolver el crimen. Silvia, porque la simbología y la disposición del cuerpo induce a pensar que el caso podría estar relacionado con otro crimen ocurrido seis años atrás en un yacimiento de Asturias y que, junto a su entonces compañero Daniel Velarde, no consiguió esclarecer al no detener al culpable, y Rodrigo, porque además de ser un joven prometedor y destacado de su promoción en espera de su primer caso realmente importante, y experto en soportes tecnológicos, es el nuevo compañero de Silvia después de que Daniel decidiera dejar la policía tras aquél fatídico caso para dedicarse al ámbito de la seguridad privada aceptando un puesto de director de Seguridad Corporativa en una petrolera. Pero también este último será requerido por el comisario, coincidiendo con sus días de vacaciones en España, como apoyo externo en la investigación, algo que no será del agrado de Silvia.

A través de un narrador en tercera persona, nos adentramos en la novela y en la historia de los personajes a través de dos hilos temporales: por un lado, y de forma más extensa, iremos conociendo la investigación del crimen actual mientras ampliamos nuestros conocimientos del pasado evolutivo del hombre, proporcionados por los hallazgos del yacimiento de Atapuerca y a través de sus responsables en la ficción, y por otro, nos trasladaremos seis años atrás para conocer los pormenores de aquella investigación no resuelta, ocurrida en la cueva del Sidrón, que nos permitirá entender las relaciones entre ambos casos y sobre todo, la especial relación que tuvieron Silvia y Daniel en el pasado.

Con todos estos ingredientes y dentro de una ambientación realmente interesante y novedosa, nos adentramos en una novela de ritmo muy ágil, una historia narrada a ritmo de thriller, muy bien construida, hilvanada y documentada, que cuenta con unos personajes muy interesantes, complementarios, fuertes, carismáticos y humanos pero que no caen en los tópicos, y todo ello con un tema de fondo muy instructivo, e incluso yo diría que reflexivo, sobre la prehistoria, la evolución, y en especial, sobre el origen del mal en el hombre, para entender el momento de la evolución en el que la violencia quedó adherida a nuestro ADN y nos convertimos en asesinos diferenciándonos del resto de especies.

“El instinto de la violencia se esconde dentro de nosotros, en lo más profundo, agazapado. En el ADN, en el alma. Cada uno puede llamarlo como quiera, pero la realidad es que está presente, que no se puede eliminar sin matar la esencia del ser humano. Es primitivo, atávico. Esencial. Existe desde hace millones de años. Es el misterio que nos define. Y tan solo debemos esperar a que la rabia o el dolor lo despierten, o la envidia, o el miedo, o la lujuria. Y entonces…

En definitiva, “La huella del mal” es un thriller policíaco con un toque original y novedoso al desarrollarse en la actualidad pero dentro de un emplazamiento prehistórico, una combinación de avances tecnológicos con conocimientos sobre la prehistoria y la evolución, para comprender y evitar el mal. Una novela de ritmo muy ágil, absorbente e instructiva que nos lleva a preguntarnos sobre el origen de la violencia en el ser humano, grabada en nuestro ADN a la espera de que los instintos primarios más profundos la hagan salir a flote. Una novela que me ha sorprendido para bien, que me ha aportado algo más que una entretenida y fluida lectura, y que cuenta con unos buenos personajes con los que no me importaría volver a reencontrarme. Una novela que he disfrutado mucho y os recomiendo leer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...