viernes, 15 de noviembre de 2019

"Terra Alta"- Javier Cercas

Últimamente con el Premio Planeta funciono un poco por impulso, leo la sinopsis y decido sobre la marcha: me apetece, me llama, no me llama... y eso mismo se ha repetido en esta edición, no había leído nada del autor, tampoco del finalista, no había un predisposición especial sobre ninguno de los dos, pero leída la sinopsis del ganador mi pálpito fue que tenía que leerlo. Hoy os traigo mis impresiones de Terra Alta de Javier Cercas:

Premio Planeta 2019
Editorial Planeta
ISBN: 978-84-08-21784-8
P.V.P: 21.90€
Paginas: 384

Javier Cercas, Ibahernando, Cáceres,1962. Su obra, traducida a más de treinta lenguas, consta de las siguientes novelas: El móvil, El inquilino, El vientre de la ballena, Soldados de Salamina, La velocidad de la luz, Anatomía de un instante, Las leyes de la frontera, El impostor y El monarca de las sombras, casi todas reconocidas con prestigiosos premios nacionales e internacionales. También ha publicado libros misceláneos:Una buena temporada, Relatos reales, La verdad de Agamenón y Formas de ocultarse, y ensayos: La obra literaria de Gonzalo Suárez y El punto ciego.

Sinopsis:

Un crimen terrible sacude la apacible comarca de la Terra Alta: los propietarios de su mayor empresa, Gráficas Adell, aparecen asesinados tras haber sido sometidos a atroces torturas. Se encarga del caso Melchor Marín, un joven policía y lector voraz llegado desde Barcelona cuatro años atrás, con un oscuro pasado a cuestas que le ha convertido en una leyenda del cuerpo y que cree haber enterrado bajo su vida feliz como marido de la bibliotecaria del pueblo y padre de una niña llamada Cosette, igual que la hija de Jean Valjean, el protagonista de su novela favorita: Los miserables.

Partiendo de ese suceso, y a través de una narración trepidante y repleta de personajes memorables, esta novela se convierte en una lúcida reflexión sobre el valor de la ley, la posibilidad de la justicia y la legitimidad de la venganza, pero sobre todo en la epopeya de un hombre en busca de su lugar en el mundo.

Mis impresiones:

Un brutal asesinato sacude la apacible vida de los habitantes de Terra Alta, el matrimonio Adell ha sido asesinado en su masía de las afueras de Gandesa. Se trata de un matrimonio mayor, dueños de un gran imperio empresarial, que han sido salvajemente mutilados y torturados… todo apunta a que se trata de profesionales, un ritual, o un ajuste de cuentas pero sobre todo, a que será un caso mediático por la relevancia de la pareja en la zona.  

Melchor Marín está de guardia en la comisaria esa noche y acudirá a la masía al recibir el aviso, la escena es espeluznante, se han ensañado con la pareja y también han matado a la asistenta pero las puertas no están forzadas y las alarmas han sido desconectadas. Debido a las dimensiones del caso, recibirán el apoyo de la Unidad de Investigación de Tortosa que junto con Melchor y el caporal Salom, formarán el equipo designado para investigar los crímenes de la masía de los Adell.

A la vez que vamos conociendo los avances de esa investigación policial, un segundo hilo argumental nos traslada al pasado para conocer al personaje central de la novela: Melchor Marín, un joven criado en un ambiente marginal, madre prostituta y de padre desconocido, que se metió en líos y acabó en la cárcel y allí, contra todo pronóstico, tras leer a Los Miserables de Victor Hugo, decidió dar un giro a su vida y convertirse en Policía. Poco más puedo contar de su historia para no destriparos la trama…

La novela está estructurada en dos partes compuestas por cinco extensos capítulos cada una que alternan el pasado y el presente de Melchor Marín. Mientras que en el presente conocemos su vida en Terra Alta a raíz de los asesinatos y los avances de esa investigación policial en la que participa, el pasado nos permite conocer al otro Melchor, la otra cara de la misma moneda, ese alguien en quien no se reconoce y que dejó atrás hace cuatro años cuando llegó a Terra Alta, un Melchor solitario e introvertido del presente a punto de cumplir los 30 años que contrasta con el joven desarraigado que el autor moldea y humaniza a través de su historia vital y que comprendemos a través de sus errores, sus carencias, e incluso de las convicciones morales que dan sentido a su existencia tras la lectura de la novela de Victor Hugo y que será desde entonces su Vademecum Vital. 

Con un estilo cuidado pero sencillo, sin alardes ni artificios, a través de un narrador en tercera persona que combina el estilo directo e indirecto y utilizando un tono distante y frío, que yo calificaría de aséptico, el autor construye una historia que nos habla de odio, venganzas y sobre todo de "justicia", o más concretamente de la interpretación o legitimación de esa justicia, y lo hace a través de un buen personaje modelado a golpe de literatura y de su interpretación filosófica sobre uno de los clásicos decimonónicos: Los Miserables de Victor Hugo, una novela que ahora lamento no haber terminado en su momento para haber sacado más partido a esos guiños e interpretaciones que Melchor hace de la novela y de los personajes de Javert y Valjean. 

Guiños a la literatura pero también a la más rabiosa actualidad, porque realidad y ficción se dan la mano en esta historia en la que el pasado y el presente marca y forja el carácter de sus gentes: así nos encontraremos huellas y anécdotas sobre la batalla del Ebro durante la guerra civil, referencias a los recientes atentados yihadistas de Cambrils, e incluso a la consulta y el independentismo catalán. 

No tengo ninguna duda de que esta novela podría ser el inicio de una nueva serie policial, repitiendo así el patrón de otras sagas que desarrollan la historia personal del protagonista con nuevos casos conclusivos … y aunque a mí en este caso la trama policial se me ha quedado algo floja, en su exposición, desarrollo y resolución, en cambio me ha gustado y mucho el protagonista y su historia personal de la que pienso queda algún fleco por resolver, me gustaría mucho conocer más sobre la historia de Melchor pero también de la de Vivales, un secundario que me tiene bastante intrigada que intuyo tiene mucha miga detrás y podría dar mucho juego…

En definitiva,Tierra Alta”, podría ser la primera novela de una nueva serie policial en la que el autor construye de forma convincente un carismático personaje quizás a expensas de una investigación policial en mi opinión algo más floja, una novela que combina literatura, ficción y actualidad y que en definitiva versa sobre la venganza, la justicia y los odios y secretos escondidos. Una novela con la que me he acercado al autor, que me ha sorprendido y que a pesar de esos “peros” que menciono, he disfrutado y recomiendo leer.

viernes, 8 de noviembre de 2019

"Las hijas de la tierra" - Alaitz Leceaga

Tras leer tan buena opiniones de esta segunda novela de Alaitz Leceaga y el buen sabor que me dejó "El bosque sabe tu nombre", no pude resistirme a leer "Las hijas de la Tierra", hoy os cuento mis impresiones:
Editorial: Ediciones B
ISBN: 9788466666343
Páginas: 568
P.V.P.: 20.90€


Alaitz Leceaga (Bilbao, 1982) es una apasionada lectora de novelas victorianas, de terror y sagas familiares. Después de publicar numerosos relatos cortos en distintos portales de internet, que suman más de 60.000 lecturas y cientos de comentarios positivos, se lanzó a escribir su primera novela: El bosque sabe tu nombre (Ediciones B). Las hijas de la tierra es su segunda novela.

Sinopsis:

Una tierra maldita.
Una mujer dispuesta a luchar por el poder.
Un gran misterio que debe salir a la luz.

Año 1889, La Rioja. Hay quien dice que una maldición se ciñe sobre los viñedos, secos desde hace años, de la finca Las Urracas. Mientras las grandes bodegas de la región comienzan su edad dorada, Gloria -la joven hija del propietario- languidece en la vieja mansión familiar, viendo aproximarse otro otoño sin cosecha.

Sometida a la autoridad de una tía cruel y un padre ausente, Gloria verá cambiar su vida de un día para otro cuando tenga que ponerse al frente del negocio familiar. Será entonces cuando comience una larga batalla que la enfrentará a los bodegueros y caciques locales, que no conciben tener como rival a una mujer. Y menos a una que pone en duda sus viejos privilegios.

Con la ayuda de sus hermanas, Gloria luchará por recuperar el esplendor de sus viñedos, al tiempo que se adentra en los secretos que esconden las habitaciones cerradas y los campos muertos de Las Urracas. Bajo la sombra de una maldición que solo al final sabremos si es cierta, las mujeres de esta novela lucharán, sin miedo a nada ni a nadie, por el poder que les pertenece.

Mis Impresiones:

No hace mucho que os hablaba de “El bosque sabe tu nombre”, una novela que combinaba algo de fantasía, magia o lo sobrenatural con una historia de lucha o de supervivencia de mujeres fuertes y especiales. Una novela que de primeras pensé que no era para mí y que sin embargo me atrapó completamente desde las primeras páginas. (Ver mi opinión Aquí)

Desde entonces pensé que tenía que seguir de cerca a esta autora, así que a pesar del tiempo y las pocas ganas de leer, no me quedó otra que ponerme con su segunda novela, sobre todo por las buenas opiniones que iba leyendo... Sin embargo, con esta historia me ha pasado justo lo contrario que con la anterior, “Las hijas de la tierra” no me atrapó inicialmente, no sentí esa conexión con la historia ni con los personajes cuyos actos o actitudes me descolocaron… pero poco a poco, según fui avanzando en la lectura, fui solidarizándome con esas mujeres y comprendiendo la época y las circunstancias en las que vivieron, y contra todo pronóstico la novela terminó mejor de lo que empezó.

Nos situamos en 1889 en San Dionisio, un pueblo de viñedos de La Rioja, en la finca de “La Urracas” una de las mejores de la zona y que sin embargo, lleva años sin producir ni un solo fruto;  se dice, que las tierras están malditas, al igual que sus propietarias, las Veltran-Belasco, zurdas, pelirrojas y endemoniadas: Gloria, Teresa y Verónica, tres hermanas que han heredado de su madre el color del cabello y quizás, la locura que un día acabó con ella. Las tres viven en la parte habitable de la gran casa solariega, criadas bajo la disciplina férrea de una tía materna que se encarga de su educación y sin el cariño paterno, que siempre está ausente buscando inversores o financiación para salir adelante, las tres son ajenas a la sequía y a las deudas de la finca que un día heredará su hermano Rafael, mellizo de Gloria, y que siempre ha tenido un extraño y oscuro poder  sobre ella.
Hasta que las tres hermanas se unen y hacen un juramento de no tener nunca hijos que puedan perpetuar la maldición, juntas se hacen fuertes y se enfrentarán a sus miedos... y esa fuerza romperá las cadenas que las someten desenterrando los secretos escondidos en las profundidades de Las Urracas y llevándolas a hacerse cargo de la finca y de un negocio, hasta entonces vedado a las mujeres.

Un lenguaje cuidado, envolvente y una cuidada ambientación que consigue trasladarnos fielmente a los escenarios de la novela: el fuego de la tierra arrasada bajo la sequía, las enredadas y nudosas viñas secas, la desolada casa solariega, la humedad y el olor a madera de las bodegas construidas bajo las entrañas de la casa… pero también consigue trasmitir la mentalidad de la época, la opresión bajo la que se han criado las Veltran-Belasco, los prejuicios, las habladurías, el machismo y caciquismo de la época y sobre todo, el coraje y la fuerza de unas mujeres fuertes que lucharon en un mundo de hombres. Todo ello aderezado con ese toque personal de la autora, esa conexión de sus personajes con la naturaleza, con la tierra a la que pertenecen y con algún toque sobrenatural, aunque menos marcado que en su novela anterior. 

Será Gloria el narrador en primera persona de la historia, bajo su impresiones, sentimientos y sensaciones conocernos al resto de personajes y los sucesos que van aconteciendo, y aunque este tipo de narrador suele darme buenos resultados, también es un arma de doble filo si no consigues conectar con él, creo que eso es lo que me ha pasado a mí, al menos al principio, algunos de los actos de Gloria y su comportamiento infantil, en mi opinión no acorde con una muchacha de 18 años, me hicieron distanciarme de ella y de la historia, pero de la misma manera, su fuerza, su lucha, sus reivindicaciones como mujer en un mundo y en una época adversa, me fueron reconciliando con ella y con la novela.

En definitiva, “Las hijas de la tierra” es la segunda novela de Aalitz Leceaga, una autora con sello propio y estilo inconfundible que nos narra historias de mujeres fuertes y luchadoras, historias de superación y de lucha contra las circunstancias, la adversidad y la época, aderezadas con algún toque sobrenatural y una magnifica ambientación que conecta a sus personajes con el medio al que pertenecen y le imprime un sello personal.

viernes, 25 de octubre de 2019

"El río baja sucio" David Trueba

Me llamó mucho la atención este libro, su portada de tonos ocres, su sinopsis... no investigué mucho más y me dejé llevar por mi primera intuición, así que hoy os cuento mis impresiones de "El río baja sucio" de David Trueba:
Editorial: Siruela
ISBN:978-84-17860-75-2
Páginas:196
P.V.P: 17.95€


David Trueba (Madrid, 1969) estudió Periodismo y pronto comenzó a trabajar en prensa, radio, cine y televisión. Su primera película como director fue La buena vida, a la que siguieron Obra maestra, Soldados de Salamina, Bienvenido a casa, premio al Mejor Director en el Festival de Málaga, el documental sobre Fernando Fernán-Gómez La silla de Fernando, Madrid, 1987, Vivir es fácil con los ojos cerrados y Casi 40. Sus artículos de prensa en diferentes medios se han recogido en diversas antologías. Sus novelas son: Abierto toda la noche, Cuatro amigos, Saber perder, Blitz y Tierra de campos

Sinopsis:

Dos amigos, un río contaminado y unas vacaciones que cambiarán sus vidas para siempre.

«Seguro que eres de los que creen que saben cómo es un cadáver. Aunque jamás hayas visto la vida evaporarse de un cuerpo al morir. Seguro que eres de los que piensan que conocen la mirada de un asesino. Aunque jamás hayas cruzado tus ojos con los de uno. Seguro que eres de los convencidos de que distinguirían entre mil a aquel que un día le quitó la vida a otro. Yo también era como tú no hace demasiado tiempo, cinco, seis años atrás, cuando sucedió lo que te voy a contar. Ahora tengo diecinueve años y ya no soy del todo aquel niño de casi catorce».

Mis Impresiones:

Tomás pasa sus últimas vacaciones en La Navilla, un pueblo de la sierra madrileña dónde su madre tiene una pequeña casa que ahora quiere vender, una casa familiar en una pequeña colonia de segundas residencias nacida hace cincuenta años que heredó de sus padres y dónde pasó sus vacaciones adolescentes y tiempo después con su familia. Un lugar de viviendas modestas a una hora de Madrid que ya no es el lugar idílico de su infancia, el río está contaminado por el agua de los polígonos industriales, ya no se puede pescar ni bañarse en las pozas y la montaña está siendo devorada poco a poco por la cantera cercana a la urbanización. Pero aún así, a Tomás le gusta pasar allí sus vacaciones escolares y compartir su tiempo y aventuras con su amigo Martín, al que se le ocurren un montón de ideas extravagantes para grabar con el móvil con el fin de convertirse popular en la redes.

La historia, que transcurre durante las vacaciones de Semana Santa y está estructurada en nueve capítulos titulados desde el Sábado de Pasión hasta el Domingo de Resurrección, está narrada por Martín, un narrador en primera persona que nos cuenta, cinco años después, esas vacaciones que cambiaron su vida y fueron el final de su etapa infantil. Está a punto de cumplir catorce años, sus padres se a acaban de separar, juega al futbol y le han fichado en un club filial del Real Madrid con el que empezará a entrenar a la vuelta de las vacaciones, admira a su amigo Martín, su seguridad, el hombre que él vislumbra se convertirá algún día, porque Tomás se considera mucho más débil e inseguro y solo con una pelota bajo sus pies siente el respeto y la admiración de los demás.

Mientras su madre vacía la casa para ponerla a la venta, Tomás Y Martín pasarán sus últimas vacaciones en la urbanización, grabarán videos, construirán una cabaña, harán rutas en bicicleta… simples y divertidas correrías infantiles hasta que conocen a Ross, un ex presidario que vive en la casa de Los Rosales y al que les han prohibido acercarse y que como cualquier prohibición adolescente, se saltarán para conocer su historia sembrando en los jóvenes la semilla reivindicativa para concienciarse con el medio ambiente y la causa ecologista.

La novela no ha sido lo que yo esperaba, en el sentido en que estamos ante una novela juvenil orientada a un público con una franja de edad entre los catorce y los dieciséis años… a mí se me ha quedado corta y sin embargo, tengo que reconocer que es una novela que sí recomendaría a jóvenes de esas edades.

David Trueba ha sabido entrar en la literatura juvenil con acierto a través del personaje de Tomás, un joven con el que es fácil empatizar por su inquebrantable lealtad, su bondad, su complicada situación familiar, sus inquietudes y aspiraciones deportivas, … pero también por el dibujo que hace de una amistad entre dos jóvenes que permite sentir (o revivir) esas vacaciones y amistades infantiles que están ligadas a un lugar o un periodo vacacional y que no se dan en la cotidianidad del día a día o en una misma ciudad, una amistad con fecha de caducidad en unas vacaciones con sabor a las últimas compartidas y que supondrán el final de una etapa que dará paso a la edad adulta.

Narrada de forma sencilla y fluida, el autor construye una historia de fácil lectura en la que se adentra en el universo adolescente, un universo de lealtades, amores, cambios e inquietudes que marcan su paso a la madurez y además, les muestra la realidad para hacerles tomar conciencia con el mundo que les rodea al introducir temas de actualidad como la contaminación, la corrupción urbanística, los prejuicios o las injusticias sociales…

En definitiva, “El río baja sucio” es una novela orientada a un público adolescente, una novela de transición a la edad adulta en la que el autor narra con nostalgia, precisión y sencillez las inquietudes adolescentes y les abre las puertas para concienciarse o involucrarse sobre problemáticas de gran actualidad. Una novela en mi opinión, excesivamente sencilla para un público adulto, pero que en cambio sí recomendaría a jóvenes adolescentes de edades comprendidas entre los catorce y dieciséis años.

viernes, 18 de octubre de 2019

La cara norte del corazón - Dolores Redondo

Esperaba con ansia una nueva novela de Dolores Redondo, si además esa novela me iba a permitir conocer mejor el pasado de Amaia Salazar y sobre todo al misterioso Alosius Dupree, os podéis imaginar mis ganas de leerla. Hoy os traigo mis impresiones de "La cara norte del corazón":
ISBN: 978-84-233-5635-5
Editorial: Destino
Páginas: 688
Tapa dura.
P.V.P: 22.90€

Dolores Redondo (Donostia-San Sebastián, 1969) es la autora de la Trilogía del Baztán, el fenómeno literario en castellano más importante de los últimos años. Las tres entregas de esta trilogía, El guardián invisible, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta, han llegado a más de dos millones de fieles lectores. A la trilogía le siguió Todo esto te daré, galardonada con el Premio Planeta 2016. Hoy, son ya más de 36 las editoriales de todo el mundo que han publicado sus obras. Con La cara norte del corazón regresa al universo del Baztán.

Sinopsis:

En agosto de 2005, mucho antes de los crímenes que conmocionaron el valle del Baztán, una joven Amaia Salazar de veinticinco años, subinspectora de la Policía Foral, participa en un curso de intercambio para policías de la Europol en la Academia del FBI, en Estados Unidos, que imparte Aloisius Dupree, el jefe de la unidad de investigación. Una de las pruebas consiste en estudiar un caso real de un asesino en serie a quien llaman «el compositor», que siempre actúa durante grandes desastres naturales atacando a familias enteras y siguiendo una puesta en escena casi litúrgica. Amaia se convertirá inesperadamente en parte del equipo de la investigación que les llevará hasta Nueva Orleans, en vísperas del peor huracán de su historia, para intentar adelantarse al asesino...

Pero una llamada de su tía Engrasi desde Elizondo despertará en Amaia fantasmas de su infancia, enfrentándola de nuevo al miedo y a los recuerdos que la dotan de un extraordinario conocimiento de la cara norte del corazón.

Mis Impresiones:

“Cuando Amaia Salazar tenía doce años, estuvo perdida en el bosque durante dieciséis horas. Era de madrugada cuando la encontraron a treinta kilómetros al norte del lugar donde se había despistado de la senda. Desvanecida bajo la intensa lluvia, la ropa ennegrecida y chamuscada como la de una bruja medieval rescatada de una hoguera y en contraste, la piel blanca, limpia y helada como si acabase de surgir del hielo. ”

Así comienza esta precuela de la famosa Trilogía del Baztan con la que Dolores Redondo pretende revelarnos la cara oculta de Amaia, esa parte de nosotros tan íntima que no mostramos a los demás y que sin embargo, define y explica nuestro carácter y personalidad.

Estructurada a través de dos líneas temporales, retrocedemos hasta el 2005 para conocer a una Amaia Salazar algo más joven, una subinspectora de la Policía Foral de 25 años participando en un curso de policías de la Europol en la Academia del FBI en Quantico. Allí, el ponente más esperado es Alosius Dupree, ese enigmático agente al que años después conoceremos en sus conversaciones telefónicas durante el transcurso de las investigaciones de los crímenes del Baztan.

Conoceremos a una Amaia insolente, petulante y temperamental, una policía brillante dotada de ese dudoso privilegio de discernir el rastro del mal, una verdadera rastreadora… una actitud y capacidades que no pasan desapercibidas para los agentes del FBI al realizar unos ejercicios en los que se les plantea un caso real y que ahora les ocupa: un asesino en serie al que apodan “El Compositor” que disfraza sus brutales crímenes escondiéndolos tras desastres naturales. Amaia será reclutada por el equipo de Dupree para trasladarse hasta Nueva Orleans, se acerca uno de los huracanes más devastadores de la historia y están seguros de que el asesino acudirá a la zona para repetir y culminar sus actos.

Tras ese inicio en Quantico en el que la autora disecciona la mente criminal de un asesino en serie a través de las brillantes exposiciones de Amaia y el contraste de ideas con el resto del equipo, nos trasladamos a Nueva Orleans y nos sumergimos en sus calles y en especial, en la cronología de una catástrofe natural que la autora disecciona e incorpora hábilmente a la trama proporcionándonos una gran cantidad de información sobre el Katrina y lo que supuso para toda la población, autoridades, efectivos y miembros de rescate, antes, durante y después del desastre. Quizás algunos lectores puedan objetar que es demasiada información dentro de una novela negra, no puedo rebatirlo, lo es, pero yo me sentí cómoda e interesada con lo narrado y a pesar de que en ocasiones el compositor y la investigación criminal pierden protagonismo frente al Katrina, para mí sus hechos eran tan escalofriantes e interesantes como lo que nos va narrando la autora, consiguiendo trasmitir al lector el pánico, el caos, la incertidumbre y la desolación de lo que supuso este desastre para la población, en especial para las más desfavorecidas, y para la ciudad de Nueva Orleans. No me ha pasado lo mismo con una segunda trama que surge durante la historia y que no os quiero desvelar, a pesar de que en ella encontramos el sello inconfundible de la autora, ese misticismo plagado de ritos, leyendas y creencias populares de un lugar, que crean su historia y su personalidad, y que creo que es necesaria para construir el personaje de Dupree, llegados a este punto yo necesitaba avanzar en la investigación y lo narrado me estaba sacando de ella. 

Por otro lado, una segunda línea temporal y argumental irá surgiendo durante la novela, en ella nos encontramos a una Amaia de doce años en Elizondo que contrasta con la insolente subinspectora que después conoceremos, es una niña herida, inteligente pero vulnerable, que necesita ser amada y protegida… una segunda trama argumental dosificada, que ahonda un poco más en esa relación familiar y que nos permite comprender mejor a Amaia Salazar y lo que tuvo que enterrar  y esconder en la cara norte del su corazón para poder seguir adelante.

En definitiva, “La cara norte del corazón” es una precuela de la Trilogía del Baztan, una novela que nos permite conocer mejor a la inspectora Salazar y su historia familiar, pero también al enigmático Alosius Dupree, una novela negra narrada sin prisa y sin pausas que esconde una gran labor de documentación detrás y que la autora incorpora hábilmente a la trama para hablarnos de uno de los mayores desastres naturales de la historia de EEUU y del folklore y creencias de la población de Nueva Orleans. Una novela con la que he tenido mis más y mis menos y que sin embargo, seguiría recomendando a todos los fans de la Trilogía del Baztan para conocer mejor a los personajes de cara a futuras entregas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...