lunes, 22 de mayo de 2017

Mayo: Mes de la novela histórica.

Pues como ando un poco perdida y esta semana no he planificado nada... aprovecho para publicar mi entrada y participara en uno de los meses temáticos que más me gustan. Laky del blog "Libros que hay que leer" nos propone para Junio: "El mes de la novela histórica"



Consiste en leer y reseñar durante el mes de Junio, una o varias novelas de esta temática, y ampliamos el concepto para poder incluir no solo la novela puramente histórica, también la ficción histórica, romances históricos, thriller histórico...


Yo voy a participar con "Azul de medianoche" de Simone Van Der Vlugt, una de las novedades de la Editorial Duomo que no me dará tiempo a leer este mes y se ajusta a la temática.

¿Os animáis a participar?

sábado, 20 de mayo de 2017

Resumen de Abril...

Pues sí, un poco tarde para traer esta entrada, pero es que voy retrasadísima con las reseñas y a primeros de mes a penas tenía un par de ellas publicadas. Os dejo la foto y los enlaces a las mismas:


A menos de cinco centímetros
A grandes males

Un mes en el que ha habido un poco de todo, diferentes temáticas y también distintas sensaciones... Un total de 7 libros que se suman a "Mis lecturas del 2017"

Y ahora a ponerme las pilas, porque Mayo parece ir por el mismo camino... 

jueves, 18 de mayo de 2017

"Los Ritos del agua" Eva Gª Sáenz de Urtuti

El año pasado leí "El silencio de la Ciudad Blanca", una de mis mejores lecturas y recomendaciones del 2016, así que en cuanto vi que salía una segunda entrega no pude resistirme, me apetecía leer más sobre Kraken y estaba intrigada por cómo la autora resolvería la situación final planteada en el primer libro. Hoy os traigo mis impresiones de "Los Ritos del Agua":
Nº de páginas: 448 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: PLANETA
ISBN: 9788408169451
P.V.P: 19.50€


Eva García Sáenz de Urturi (Vitoria) publicó en 2012 su primera novela, La saga de los longevos, que se convirtió en un fenómeno de ventas y fue traducido al inglés con una gran acogida tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. En 2014 vio la luz la segunda entrega de la saga, Los hijos de Adán, y también la novela histórica Pasaje a Tahití. En 2016 publica El silencio de la ciudad blanca, un thriller apasionante ambientado en su ciudad natal, que ha supuesto un gran éxito de crítica y ventas en nuestro país y cuyos derechos de traducción ya han sido vendidos a Alemania e Italia y está en proceso de adaptación cinematográfica. Con El silencio de la ciudad blanca arranca una trilogía de la que Los ritos del agua es la segunda y esperada entrega.


Sinopsis:

Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce.
1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado cántabro. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor.
2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.

Mis Impresiones:

 “El silencio de la ciudad Blanca” fue una de mis mejores lecturas del año pasado, así que tenía mucha curiosidad por leer este segundo libro de Eva Gª Saenz de Urturi; curiosidad por saber como la autora solventaría las especiales circunstancias en el que quedó el personaje principal, y sobre todo, por el gran reto que suponía estar a la altura de ese primer volumen. Siento deciros que contraria a otras opiniones, a mí no me ha parecido que esta novela sea mejor, me parece una buena novela, que se lee con interés y que cuenta con algunos elementos atractivos, pero a mí me gustó mucho más el primer libro, me pareció más complejo, más elaborado y con mayor ritmo e intriga que “Los ritos del agua” y por más que he intentado valorar este libro de forma individual evitando las comparaciones, no lo he conseguido.

Comienzo advirtiendo que “La trilogía de la ciudad blanca” hay que leerla en orden, creo que es imprescindible no solo para conocer algunas circunstancias pasadas de los personajes, sino para evitar saber el desenlace del anterior. 

A través de varias voces narrativas y dos hilos temporales, volveremos a sumergirnos de la mano de la autora en una novela negra ambientada en Vitoria y localidades cercanas, dónde el componente histórico vuelve a tener un significado especial. 

En el presente nos rencontramos con Unai (Kraken) de baja laboral por una afasia de broca, secuela de los últimos acontecimientos ocurridos en el primer libro. Unai no puede hablar, y está retrasando las clases con un logopeda recomendadas por su neuróloga que le ayudarían en su recuperación. Esta situación cambiará cuando Esti le informe del asesinato de una joven embarazada en el túnel de San Adrián y solicite a Alba incluirlo en la investigación como asesor externo en perfiles criminales. Unai encuentra en estos hechos una motivación para comenzar la terapia e iniciar su recuperación, porque además, conocía a la víctima, Ana Belén Liaño, un fugaz amor de verano de cuando él y su cuadrilla participaron en un campamento arqueológico en sus últimos años de bachillerato. 
A todo ello se suma la noticia de que Alba está embarazada, una alegría inicial que se transforma en un motivo de preocupación y de reflexión para Unai, por la incertidumbre de la paternidad y por el futuro incierto de esa relación.

Y en el pasado nos trasladamos hasta 1992, donde la cuadrilla de Unai participa en un campamento arqueológico cántabro dentro de un programa de becas de la Universidad de Cantabria para motivar a los jóvenes y captar nuevas matriculaciones en la licenciatura de Historia. Un grupo de amigos que la autora nos presentaba en la anterior entrega como un bloque sólido y unido y a los que conoceremos en mayor profundidad, monstrándonos las grietas ocultas y silenciadas durante años, que podrían resquebrajar definitivamente esa amistad.

De nuevo la ambientación tiene una gran importancia en la novela, además de localizaciones en algunos lugares emblemáticos de Vitoria, la autora nos traslada por otros lugares de la provincia Alavesa como Laguardia y su estanque celtíbero de la Barbacana, Villaverde, el túnel de San Adrián (orificio natural transitado desde la historia que comunicaba Álava y Guipúzcoa), ampliando las localizaciones hasta otros lugares de Cantabria como Fontibre, la cueva de Sandaili (o San Elías), Cabezón de la Sal o Santillana del Mar.

Con un lenguaje claro, sencillo y fluido, la autora vuelve a introducir en la trama elementos históricos interesantes, en este caso acercándonos a la cultura Celta, y aprovecha la ocasión para hacer un guiño a otra de sus novelas introduciendo en la historia el personaje de Héctor del Castillo, protagonista de su serie “La saga de los Longevos”.

En cuanto a los personajes principales Unai y Esti, ya me conquistaron en el primer volumen, y he notado cierta evolución en ambos reflejada en una mayor seguridad en todos sus actos, unos personajes bien construidos y que aprueban con nota a pesar de alguna escena de Esti que no me ha convencido y de la poca credibilidad que la pronta recuperación de Unai nos pueda trasmitir. Y en cuanto a los personajes secundarios, el abuelo sigue pareciéndome un personaje adorable al que me gustaría encontrarme en el pasado o quizás como un personaje principal de otra novela… en cambio no me ha gustado como la autora dibuja el personaje de la madre de Alba, las similitudes con la historia de una actriz española de los 80 a mí me ha chirriado mucho… 

Y en cuanto al ritmo, me ha parecido una novela ágil y fluida, que comienza con bastante intriga pero que se estanca hacia la mitad y vuelve a coger ritmo en sus últimas páginas… algo que no me ocurrió con el primer volumen, que fue un no parar de principio a fin.

En definitiva, “Los ritos del agua” es la segunda novela de la “Trilogía de la ciudad blanca”, una novela negra con una buena ambientación, ágil, entretenida, bien construida y que cuenta con elementos históricos atractivos sobre la cultura celta… pero que en mi opinión, se queda a la sombra de la excelente primera entrega… una novela que yo no he disfrutado tanto como la anterior y que a pesar de esos peros, me parece bastante entretenida y por ello  os recomiendo leer.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...