jueves, 26 de julio de 2018

"Todos los veranos del mundo" de Mónica Gutiérrez

No podía resistirme a leer la nueva novela de Mónica Gutiérrez, un título sugerente y apropiado para el momento en cuestión, me hizo decidirme por "Todos los veranos de mundo". Hoy os traigo mis impresiones:
Nº de páginas: 320 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: ROCA EDITORIAL DE LIBROS
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788417092924


Mónica Gutiérrez nació y vive en Barcelona. Es licenciada en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y en Historia por la Universitat de Barcelona (UB).
Apasionada lectora, escribe novela, relatos y poesía, compagina la escritura de ficción con la docencia y suele charlar de literatura con buenos amigos en su blog Serendipia.
Debutó en el mundo de la publicación con Cuéntame una noctalia, y las buenas críticas de Un hotel en ninguna parte, su segunda novela, han mantenido a la autora durante más de un año en la lista de los más vendidos de Amazon

Sinopsis:

Helena no sabe cómo sobreviven las familias cuando coinciden todos sus miembros bajo el mismo techo, pero está a punto de averiguarlo. Decidida a casarse en Serralles, el pueblo de todos sus veranos de infancia, regresa a la casa de sus padres para preparar la boda y reencontrarse con sus hermanos y sobrinos. Un lugar sin sorpresas, hasta que Helena tropieza con Marc, un buen amigo al que había perdido de vista durante muchos años, y la vida en el pueblo deja de ser tranquila.

Quizás sea el momento de refugiarse en la nueva librería con un té y galletas, o acostumbrarse a los excéntricos alumnos de su madre y a las terribles ausencias. Quizá sea tiempo de respuestas, de cambios y vendimia. Tiempo de dejar atrás todo lastre y aprender al fin a salir volando.

Mis Impresiones:

Helena Brunet es una joven y exitosa abogada que trabaja para uno de los mejores bufetes de la ciudad y que está prometida con Jofre, un juez dedicado a su trabajo y uno de los más jóvenes de la Audiencia Provincial de lo Civil de Barcelona. Tas años de convivencia serena, ambos han decidido casarse en Serralles, un pequeño pueblo al pie de los Pirineos, en la masía familiar en la que Helena pasaban los veranos familiares y en la que ahora vive su madre. No está segura de que sea una buena idea, no ha vuelto desde que su padre murió hace dos años… no está preparada para la ausencia, para los reproches de su hermana Silvia, bióloga y activista ecologista con la que su bufete ha tenido algunos desencuentros, ni para convivir con sus sobrinos con los que no sabe de qué hablar, no sabe cómo va a sobrevivir a la convivencia con los adultos de su familia, todos juntos bajo el mismo techo…

La sorpresa de que su madre ha remodelado la casa familiar convirtiéndola en una escuela de cocina rural, que han desaparecido las fotos familiares y convertido la entrada en una recepción acristalada no augura nada bueno… pero en cambio, el descubrimiento de una pequeña librería con encanto “La biblioteca voladora”, dónde tomar un té con una nube y sin azúcar, charlar sobre literatura y rescatar pequeñas joyas literarias, el entorno apacible del lugar y el reencuentro con Marc Montañes, su compañero de juegos de su infancia, le devolverá poco a poco la paz y le hará replantearse su presente y su futuro.

Tras una lectura absorbente de un thriller policial, no estaba segura de que fuera muy buena idea un cambio tan brusco y adentrarme en esta novela, o quizás sí, tal vez un feel-good mantendría de nuevo mis pulsaciones en su ritmo normal, lo que si tengo claro es que ha sido la autora y no el género literario, la que ha conseguido serenarme, hacerme sentir cómoda con la lectura, sacarme una sonrisa y evocar mis veranos familiares con nostalgia.

Porque no me cabe ninguna duda de que Mónica es capaz de llevarnos a cualquier parte, a cualquier estación del año y crear una novela con su propio sello: un pequeño hotel, una casa rodeada de nieve o una masía caótica a pie de los Pirineos, diferentes lugares pero la misma sensación de refugio. Con una posa sencilla pero cálida, ella hace suya la historia dejando un poco de sí misma en cada novela, sus recomendaciones literarias, sus forma de tomar el té, sus sueños infantiles: Peter, Wendy… y los acompaña con personajes sencillos, de carne y hueso, con sus fallos, sus virtudes y sus inseguridades, y les añade otros de ensueño, sacados de algún lugar especial, personajes peculiares y diferentes pero que se hacen entrañables… haciendo de toda la historia, y de la lectura en especial, un remanso de paz y de tranquilidad, un lugar en el que refugiarse del calor sintiendo el frescor de las cumbres, el olor a espliego, a romero y a agujas de pino, a fruta madura, a uvas… y que nos hace cerrar los ojos para afirmar que la vida es esto, aunque lo olvidemos: la importancia de ser uno mismo, saber quiénes somos, de dónde venimos y buscar lo que verdaderamente nos hace felices.

En definitiva, “Todos los veranos del mundo” es una agradable lectura veraniega con la que calmar el estrés y el calor de esta época del año, una bonita historia, sencilla pero reconfortante, que nos hace terminar con esa placentera sensación de felicidad, una agradable lectura con la que volvemos a adentrarnos en el universo “Serendipia” y que os recomiendo leer.

jueves, 12 de julio de 2018

"La maleta de Ana" de Celia Santos

No me había fijado mucho en esta novela pero cuando leí que trataba sobre un pasado colectivo reciente, aquél que obligó a muchos españoles a emigrar para huir de la miseria y la pobreza, sentí mucha curiosidad. Hoy os traigo mis impresiones de "La maleta de Ana":

Nº de páginas: 344 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: S.A. EDICIONES B
ISBN: 9788466663052
P.V.P 20.90€


Celia Santos (Bergara, 1972) reside en Barcelona. Durante siete años dirigió la sección de recomendaciones literarias en Tele Taxi TV, así como la web literaria Más que palabras. Tras cursar estudios de narrativa en el Ateneo de Barcelona, ha escrito numerosos relatos y cuentos, en su mayoría dirigidos a un público infantil y juvenil. La maleta de Ana es su primera novela para adultos.

Sinopsis:

En los años sesenta y setenta del siglo pasado, cientos de miles de mujeres españolas emigraron a Alemania para trabajar. Eran heroínas anónimas que se enfrentaban a un mundo nuevo y a menudo hostil solo para ayudar a sus familias.
Esta extraordinaria novela es la historia de una de ellas, pero podría ser la de todas.

La maleta de Ana es la historia dura pero emocionante de su protagonista, desde que sale de su pueblo de Ávila con una pequeña maleta de cartón para trabajar en una gran fábrica de Colonia. Es la historia de su juventud, sus dificultades, su complicidad con las otras obreras y su lucha contra las desigualdades sociales, pero también es el relato de su gran historia de amor.

Muchas décadas después de regresar de Alemania, Ana conoce a Cora, una mujer actual a quien decide contar su vivencia antes de que sea demasiado tarde. A través de los ojos y la sensibilidad contemporánea de Cora, iremos adentrándonos en la aventura de una joven valiente que fue capaz de tomar las riendas de su vida para salir adelante.

Mis Impresiones:

No me pude resistir a una historia sobre un pasado colectivo reciente: la emigración de muchos españoles durante la década de los 60 y 70 huyendo de la miseria y el hambre, una historia que se repite hoy en día por la falta de oportunidades, pero que entonces tuvo que ser mucho más duro, gente sin preparación, sin saber el idioma, sin las facilidades de las comunicaciones de hoy en día… Y este creo que ha sido mi problema con la novela, yo me esperaba una historia de desarraigo y no ha sido exactamente así. Os explico:

Tuve esa sensación al leer el primer capítulo: Ana sale de su pequeño pueblo de la provincia de Ávila con una vieja maleta de cuero de su padre con destino a la capital, de allí a Madrid, después Hendaya y finalmente Alemania, más de veinte horas de viaje para una joven de dieciocho años que nunca ha salido de su pequeño pueblo. Pero el hambre aprieta, es la única salida para la familia formada por sus padres, sus hermanos mellizos, su hermana pequeña y su abuela, un contrato de trabajo de operaria en una fábrica en Colonia que le permitirá enviar dinero a casa.

Un segundo hilo argumental situado en el presente nos presenta a Cora, ha conducido sin rumbo hasta llegar a Calarossa del Port, en la Costa Brava. Su mundo se ha derrumbado, se ha quedado sin trabajo y la vida tal y como la conocía parece esfumarse. No sabe qué hacer con su vida y decide pasar la noche en un bucólico hostal del pueblo. Allí, en el Hostal “La Tarangona” conocerá la historia de una anciana que le hará relativizar sus problemas…

Dos líneas argumentales narradas con un estilo sencillo y fluido pero con diferente peso en el grueso de la novela: es la historia de Ana la que tiene mayor protagonismo mientras que la de Cora,  sirve para dar paso a la primera, a las narraciones de la anciana sobre la continuidad de su historia y quizás, una moraleja: relativizar los problemas. Pero a mí esta parte no me ha convencido, plantea una situación y presenta unos personajes que apenas desarrolla, en los que apenas profundiza, una historia floja que no me ha provocado ningún tipo de emoción, y además, creo que prescindible, no creo que la novela necesitara este hilo conductor puesto que iniciamos la lectura conociendo directamente a Ana y los inicios de su viaje. 

En cuanto a la historia de Ana, es la historia de miles de españoles durante los 60 y 70, la historia de la emigración forzosa de miles de españoles para huir de la pobreza, un contrato de trabajo,  una vida austera a miles de kilómetros, viviendo en barracones de la empresa o en pequeños pisos compartidos donde convivían varias familiar para poder mandar dinero a España o ahorrar todo lo posible para regresar y empezar de manera más digna, los inconvenientes del idioma, las asociaciones de compatriotas, las escuelas nocturnas, la unión entre inmigrantes… todo ello se refleja sutilmente en los inicios de la novela, pero se esfuma poco a poco para dar paso a una historia de lucha, de reivindicaciones laborales, de amor, traición y desgracias que a mí no me ha convencido.

En cuanto a los personajes, solo Ana o alguno de sus nuevos amigos de la fábrica, me han despertado alguna emoción, y en determinados circunstancias de la novela, pero aún así, pese a ser un personaje bien perfilado no me ha resultado un personaje creíble, la transformación de su carácter, de sus circunstancias personales no me han parecido muy reales, quizás porque conozco casos de personas que emigraron y sé que la realidad fue mucho más dura y su socialización no llegó hasta la siguiente generación. Creo que es porque yo esperaba encontrar una historia mucho más profunda sobre el desarraigo, más emotiva, por lo que la historia personal de Ana se me fue escapando según avanzaba en la lectura.

En definitiva, “La maleta de Ana” es una historia de ficción sobre la emigración colectiva de muchos españoles durante las décadas de los 60 y 70 a Alemania, una historia de lucha y coraje para conseguir una vida digna con una pequeña subtrama de amor, que nos deja el mensaje de relativizar los problemas actuales frente a los que tuvo la generación anterior. Una novela que no ha llegado a emocionarme como pensaba al esperar un poco más de desarraigo en la historia, pero que os aconsejo leer otras opiniones porque creo que puede convencer a otros lectores.

lunes, 2 de julio de 2018

"Mujeres errantes" de Pilar Sánchez Vicente

Esta novela me llegó por sorpresa, tengo que reconocer que ni me había fijado en ella porque mis ojitos se fueron directos hacia otra novedad de esta editorial, pero no me disgustó la temática sobre mujeres fuertes y luchadoras que tuvieron las cosas mucho más difícil que nosotras, así que la leí, y hoy os traigo mis impresiones de "Mujeres Errantes":
Nº de páginas: 368 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: ROCA EDITORIAL DE LIBROS
ISBN: 9788417092399
P.V.P 17.90

Pilar Sánchez Vicente es documentalista y escritora. Licenciada en Geografía e Historia, trabaja como jefa del Servicio de Publicaciones, Archivos Administrativos y Documentación del Gobierno del Principado de Asturias. Es presidenta de la Asociación Profesional de Especialistas en Información (APEI). Fue guionista y presentadora de varios programas en TVE-Asturias y el canal Internacional de TVE. Entre sus obras destacan: Breve Historia de Asturias , Comadres , Gontrodo la hija de la luna y La Diosa contra Roma.

Sinopsis:

Greta Meier, famosa escritora suiza afincada en Londres, retorna a su tierra natal en un último intento por detener la deriva de sus días. Sorprendida por la inesperada enfermedad de su progenitora, decide compensar sus prolongadas ausencias y aparcar los reiterados enfrentamientos, permaneciendo a su lado hasta el fatal desenlace. Sin embargo, sus últimas palabras siembran una duda demoledora, dejando entrever en el último suspiro el gran secreto de la vida de Greta: ¿Quién era la mujer muerta, si no es su madre? Con la única compañía de sus cenizas, la autora emprende un viaje al pasado en busca de su propia identidad.

Siguiendo el único hilo disponible, localiza un punto en la costa norte de España y hacía allí se dirige. Pronto atisbará que la vieja rivalidad entre la Tiesa y la Chata, dos pescaderas ambulantes, esconde la clave de su origen, pero las preguntas se acumulan sin respuestas. Y el tiempo se acaba.

¿De quién es hija? ¿Ha sido robada a sus verdaderos padres? ¿Qué conexión tienen Cimavilla y Nicaragua? ¿Esconden el secreto esas cartas amarillentas, nunca contestadas? ¿Por qué le resulta tan familiar Gaspar García Laviana, el cura guerrillero cuyos poemas le atraviesan las entrañas?

Dejando atrás las turbulencias del pasado, Greta se adentra en un mundo olvidado buscando pistas sobre su origen: ¿dónde están sus verdaderos padres?¿quién es ella, en realidad?

Mis Impresiones:

Conocemos a Greta viajando en coche desde Suiza a Gijón con la urna de las cenizas de su madre, un largo viaje con la intención de conocer sus verdaderos orígenes porque en sus últimos  momentos de vida, Eloina se confiesa y deja a Greta desconcertada y llena de preguntas al revelarle que no es su hija. Este será el punto de partida de una historia sobre la emigración y la búsqueda de la identidad que se desarrolla a través de tres hilos argumentales bien diferenciados:

-Por un lado retrocedemos unas semanas para conocer el regreso de Greta a Zermatt, un pueblo turístico conocido por su elitista estación de esquí en el que pasó su infancia. Recuperada de sus adicciones regresa con la intención de reconciliarse con su madre pero Eloina está en el Hospital y le queda poco tiempo de vida. Greta decide quedarse a cuidarla y compensarla por los años perdidos esperando a su lado el trágico desenlace y en sus últimos momentos, Eloina le revela la verdad: ella no es su hija. No hay tiempo para mucho más y en su casa no encuentra ningún documento que le pueda explicar sus orígenes, solo una vieja fotografía: Eloina con otras dos mujeres, emigrantes y trabajadoras de la Nestlé durante la década de los 60. Con esa fotografía viaja hasta Cimavilla, Gijón y encuentra a Julia, La Chata, la única de esas tres mujeres que sigue viva. Con la excusa de un reportaje sobre inmigración realizado por la Nestle, consigue que le cuente su vida con la intención de conocer los orígenes de su madre y las repuestas que necesita. Estas conversaciones nos permitirán conocer en profundidad Cimavilla, un humilde barrio pesquero de Gijón describiéndonos a través de los ojos de Julia, la vida del barrio, cada rincón de la ciudad, los olores, sonidos y colores de la ciudad, la forma de vida… pero también a través de La Chata, conoceremos a Genara, Eloina y su propia historia.

-Un segundo hilo argumental nos relata la vida de Greta, desde sus primeros años cuando Eloina llegó a ese pueblo elitista para regentar una pequeña tienda de souvenirs con una hija recién nacida. La niña crece feliz con su madre y con las visitas esporádicas de tío Paul, pero su traslado a un internado y conocer la verdadera identidad de éste, sacará su lado más rebelde y se alejará de su madre, sumergiéndose en el infierno de las adicciones.

-Un tercer hilo argumental se abre paso avanzada la lectura conocida una parte de la historia de La Chata; Guillermo, un amigo de su infancia ordenado sacerdote y destinado en Nicaragua, le escribe una serie de cartas que nos aportan una visión de la pobreza del país, de algunas catástrofes naturales o de las reivindicaciones y objetivos de la revolución sandinista.

Tres líneas argumentales que nos hablan de la identidad y de los propios orígenes, pero que a mí me han despertado emociones muy diferentes: La historia de Greta no ha conseguido emocionarme pero en cambio me ha permitido profundizar y comprender el personaje  de Eloina , una mujer que lo pudo hacer bien o mal pero que solo quiso integrarse en ese nuevo lugar para alejarse de la pobreza y tener así una vida mejor para su hija. La parte de Julia me ha resultado muy interesante y me ha parecido la más emotiva de la novela, me interesaba su historia y toda la información que aporta sobre la vida de los humildes pescadores de los años 20 y 30 en Cimavilla, las vendedoras ambulantes, la pobreza, la evolución de barrio y la emigración en los años 60 a la Nestlé, una historia vital que nos permite profundizar no solo en su personaje, sino también en el de sus amigas y en todas esas mujeres, humildes, luchadoras y fuertes que sostenían la economía familiar y se buscaban la vida para sobrevivir, pero quizás por desconocimiento del lugar referido, esa ambientación tan minuciosa y cuidada del Cimavilla, esa recurrente descripción de la zona y del barrio de antaño que Julia detalla en sus charlas con Greta, una narración testimonial y con sensación de documental, a mí me ha llegado a resultar repetitiva, aunque estoy convencida que un lector de la zona lo disfrutaría de forma especial. Y en cuanto a la parte de Guillermo, entiendo terminada la lectura la justificación de esta línea argumental, pero a mí me ha descolocado y sinceramente, esta temática y esta ambientación no me interesaba en absoluto.

En definitiva, "Mujeres Errantes" es una novela testimonial sobre mujeres humildes que emigraron para sobrevivir. Una novela que toca muchos temas, el perdón, la envidia, las adicciones, la violencia de género, la emigración, la fe… pero sobre todo, es una historia sobra la propia identidad, sobre las raíces, y la búsqueda de nuestros orígenes. Es quizás esta variedad, lo que proporciona una lectura irregular y el motivo de que la novela no haya sido lo esperado pero que recomendaría a lectores de la zona: Cimavilla, Gijón, Asturias… para rememorar los olores, sonidos y lugares de antaño que se detallan minuciosamente durante la historia.

martes, 19 de junio de 2018

"EL bosque sabe tu nombre" de Alaitz Leceaga

Tengo que reconocer que tuve mis dudas con esta novela, me llamó la atención la portada, pero leída la sinopsis pensé que no era un libro para mí, fue leer la palabra magia, fantasía y sobrenatural... y directamente descartarla. Pero mi curiosidad hizo que me descargara los dos primeros capítulos y quedé atrapada, quería más... Hoy os cuento mis impresiones de "El bosque sabe tu nombre":
Nº de páginas: 632 págs.
Encuadernación: Tapa dura
Editorial: S.A. EDICIONES B
ISBN: 9788466662925
P.V.P:20.90


Sinopsis:

Un secreto oculto en lo más profundo del bosque. Una mansión azotada por las olas.
Dos hermanas enfrentadas. Un linaje de mujeres con un don extraordinario.

A finales de los años veinte del siglo pasado, Estrella y su hermana gemela, Alma, llevan una vida privilegiada como hijas de los marqueses de Zuloaga, propietarios de una casa solariega y una mina de hierro en un pequeño pueblo suspendido sobre el Cantábrico. Crecen rodeadas de fiestas y lujos, pero también marcadas por un poderoso misterio.

Porque Estrella y Alma no son como las otras niñas: herederas de un extraño don que pasa de generación en generación entre las mujeres de su familia, viven a la sombra de una maldición según la cual una de las dos morirá antes de cumplir los quince años.

Así arranca esta historia llena de magia y pasión, que nos lleva por medio mundo tras los pasos de su protagonista, una mujer inolvidable que no dudará en hacer todo lo necesario, sin miedo al peligro ni a las convenciones sociales, por defender su tierra y el legado que lleva escrito en la sangre.

Mis Impresiones:

“El bosque sabe tu nombre” es una poderosa historia que atrapa desde las primeras páginas en las que conocemos a las hermanas Alma y Estrella y el entorno en el que viven, dos gemelas de once años pertenecientes a una estirpe de mujeres con un don especial herencia de su abuela paterna, una bella mexicana con la que su abuelo, Marqués de Zuluaga, se casó haciendo las Américas para instalarse después en Basondo, construyendo para ella una imponente mansión a la que puso su nombre: Villa Soledad, situada frente a los agrestes acantilados de la costa Vizcaína y tras un espeso y mágico bosque.

Propietarios de la mina de hierro que da de comer a todo el pueblo, Los Zuloaga son poderosos, respetados, temidos y envidiados por su dinero y por las majestuosas fiestas que se dan en su mansión. Las dos niñas crecen entre algodones bajo los cuidados y el cariño de su niñera Carmen, dos hermanas casi idénticas en apariencia pero con diferentes personalidades, aunque solo ellas dos, saben realmente la verdadera naturaleza de la otra.

Su carácter caprichoso y rebelde las llevará a menudo a realizar escapadas por el espeso bosque situado detrás de la casa y al que tienen prohibido ir, porque el bosque es para salvajes, no para futuras marquesas. Uno de esos días, en una de sus escapadas, ambas serán conscientes realmente de los poderes de cada una, de ese don herencia de su abuela Soledad que poseen, pero también, de una terrible premonición, "una de ellas morirá antes de cumplir los 15 años".

La culpa, el dolor y la ira se conjugan en la familia para que la hermana superviviente sea alejada de Basondo, sola, lejos de los suyos, sin ningún tipo de consideración para una niña que ha perdido a su hermana, a su mitad, un ser al que estaba unida de forma especial, un hilo único e invisible que va más allá de la vida o la muerte, unidas para siempre, por el amor, el odio, las traiciones y la culpa. Empieza para una de ellas una vida en solitario, adaptándose a las circunstancias, una mujer fuerte, decida y valiente que no lo tendrá fácil pero que sabrá utilizar todas sus armas para obtener lo que quiere.

"El bosque sabe tu nombre" está estructurada en cuatro partes tituladas con los nombres de cuatro elementos de la naturaleza: fuego, agua, viento y tierra, que tiene un significado especial dentro de la historia, cuatro partes que siguen un patrón similar estableciendo unos ciclos vitales que giran sobre la protagonista y las consecuencias de sus actos.

Con una prosa cuidada, envolvente, hipnótica en sus descripciones, la autora sabe captar la atención del lector desde las primeras páginas, a través de la magia, de lo sobrenatural, de las bellas descripciones visuales que nos hacen sentir la fuerza salvaje de ese bosque mágico en el que según las leyendas habitan lamias brujas y hadas, un bosque que acapara el protagonismo en las primeras páginas y que según avanza la historia, se desdibuja para trasladarnos a otros escenarios: Inglaterra, California, Madrid... lugares con contrastes que la autora ha sabido plasmar perfectamente pero que en mi opinión, no tienen el encanto y magnetismo de Basondo y quizá fuera de ahí, la historia pierde un poco de su esencia.

Atendiendo a estos ingredientes podríamos catalogar la novela como una historia de realismo mágico, una historia con un toque sobrenatural que os aseguro convence a los lectores más escépticos, porque yo lo soy y sin embargo, he disfrutado plenamente de la lectura y en ningún momento me he sentido ajena a lo narrado, es más, creo que esos ingredientes me han hecho disfrutar de la historia mucho más.

Pero también podríamos catalogar la novela como una historia de supervivencia, con un toque feminista, en la que las mujeres tienen un papel especial y significativo, la historia transcurre por la primera mitad del siglo XX y en ella la autora pone de relevancia el papel de la mujer en la época, sometidas a sus maridos, padres o amos, anuladas o utilizadas por ellos, y todas y cada una de ellas están perfectamente dibujadas y perfiladas… breves pinceladas que nos permiten conocer la personalidad y la historia que hay detrás de cada una de ellas, y de una forma más profunda, conocemos a nuestra protagonista, humana, imperfecta, caprichosa y peligrosa, con sus pasiones y debilidades humanas, pero sin embargo, un personaje poderoso y magnético para el lector.

En definitiva, “El bosque sabe tu nombre” es el debut narrativo de Alaitz Leceaga, una historia magnética y atractiva en el que la autora ha sabido conjugar muy variados y arriesgados ingredientes y salir completamente airosa de ello, una novela que bebe de varios géneros y que por ello, convencerá a un gran número de lectores. Una novela poderosa y magnética sobre la culpa, el dolor, la venganza y la supervivencia más allá de los elementos, que se bebe sin darte cuenta a pesar de sus más de 600 páginas, que yo he disfrutado mucho y os recomiendo leer.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...