viernes, 21 de junio de 2019

"El misterio de las cuatro cartas" Sophie Hannah

No había leído nada de Sophie Hannan, y desconocía que, con el permiso de los herederos de Agatha Christie, había comenzado una nueva colección de novelas dónde vuelve a dar vida al detective más célebre de la historia de la novela negra, Hércules Poirot. Hoy os traigo mis impresiones de "El misterio de las cuatro cartas" que creo que es el tercero de esta nueva serie:
ISBN: 978-84-670-5543-6
Editorial: Espasa
Páginas: 409
P.V.P 18.50€


Sophie Hannah es autora de nueve thrillers psicológicos que han sido bestsellers internacionales, publicados en veinte países y adaptados para televisión. Su novela The Carrier ganó en 2013 el Specsavers National Book Award Crime Book of the Year. Hannah es autora de una nueva serie que con el permiso de los herederos de la Agatha Christie, vuleve a dar vida al célebre Hércules Poirot.

Sinopsis:

Hércules Poirot se encuentra con una mujer muy enfadada esperando a la puerta de su casa: le exige saber por qué motivo le ha enviado una carta acusándola del asesinato de Barnabas Pandy, un hombre a quien no conoce y que aparentemente falleció por causas naturales. El problema es que Poirot no le ha enviado ninguna carta y, además, tampoco conoce al Sr. Pandy. El desconcierto es total cuando el investigador belga descubre que en su salón le espera un desconocido que también afirma haber recibido una carta firmada por su puño y letra esa misma mañana y, sorprendentemente, también lo acusa del asesinato de Barnabas Pandy. ¿Cuántas cartas más de este tipo se han enviado en su nombre? ¿Quién las ha enviado y, sobre todo, por qué? Y más importante aún, ¿alguien asesinó a Barnabas Pandy?

Mis Impresiones:

Este es el tercer volumen de la colección “Agatha Christie” con el que Sophie Hannah (con el permiso de los herederos), continúa con las aventuras, crímenes y misterios a resolver del famoso detective Belga Hércules Poirot. Los volúmenes anteriores son “Los Crímenes Del Monograma” y “Ataúd Cerrado” y como en las novelas originales de la autora inglesa, se trata de volúmenes independientes.

Hércules Poirot regresa a su casa después de una buena comida y una compañía agradable y se encuentra a una mujer esperándolo en la calle. La mujer indignada, le reprocha haberle enviado una carta de muy mal gusto en la que el detective le acusa de haber cometido un asesinato. Poirot le explica que él no ha enviado ninguna carta, pero la mujer muy alterada piensa que está provocándole y después de amenazarle, se marcha dejando al detective completamente confuso y desconcertado. No será la única sorpresa del día, porque al entrar en su casa, su asistente le indica que tiene una visita, el visitante en cuestión es el hijo de un afamado abogado londinense que ha enviado a la horca a muchos criminales, y de nuevo el malentendido se vuelve a repetir al acusarle del envío de una segunda carta en las mismas circunstancias. Una situación sin pies ni cabeza y en la que además, sus acusadores no toman en cuenta su negación de que él no ha escrito ni enviado ninguna carta.

Poco a poco Poirot se dará cuenta que ese malentendido no es una simple casualidad, porque no serán dos, sino cuatro, las personas que en los días posteriores también acudirán a él por el mismo motivo: el envío de una carta acusatoria de asesinato. Una misiva que en principio ninguno puede mostrarle porque todos dicen haber roto, haberse deshecho o haber extraviado la carta, pero sin embargo, todos afirman que llevaba su firma y en todas, se acusa a sus destinatarios de haber asesinado a Barnabas Pandy.

Un complicado puzle formado por piezas sueltas sin aparente conexión, personajes sin vinculación directa entre sí, algunos ni se conocen, e incluso afirman no conocer al Sr Barnabás, pero sobre todo, porque el asesinado en cuestión, murió hace ya varios meses de una muerte accidental para la que todos, dicen tener coartada.

Para cualquiera esas cartas habría sido algo molesto e irritante, algo anecdótico a lo que no dar mayor importancia, pero para Hércules Poirot, será un todo un desafío, un nuevo enigma a resolver. 

Para ello pedirá ayuda a su amigo el inspector de Scotland Yard Edward Catchpool, que se convertirá en narrador de la historia, un narrador que utilizará la primera o la tercera persona en función de si ha sido protagonista de los actos o si completa la información con lo que le contaron después el resto de personajes para narrar esas parte de la historia en la que no estuvo presente, una historia a la que más tarde Poirot calificaría como “el misterio de los tres cuartos”, porque es a partir de una tarta de cuatro porciones y dos colores, sobre lo que centrará todos sus razonamientos.

Un lenguaje muy sencillo y fluido, nos llevan por una historia que aunque en un principio parece no tener ni pies ni cabeza, poco a poco va tomando el cariz de las historias originales de Agatha Christie: personajes analizados bajo la perspectiva del intuitivo y perspicaz detective Belga, una idea o razonamiento sobre la que centrar sus investigación (la tarta de los cuatro cuartos) y un desenlace en el que reunidos todos los personajes, el protagonista explica sin prisa y sin pausas, todos sus razonamientos para haber llegado a dar con la solución.
   
En definitiva, “El misterio de las cuatro cartas” es el tercer volumen de una serie en la que se recrea al mítico personaje de Hércules Poirot creado por Agatha Christie, una novela muy fluida y ágil que va de menos a más y que mantiene la esencia del personaje en cuanto al modus operandi: entender el carácter de las personas para conocer los motivos como única forma posible de resolver el crimen: observación, constancia y razonamiento. Una novela entretenida y fluida que recomendaría a los nostálgicos de la autora o del mítico personaje de Hércules Poirot.

viernes, 14 de junio de 2019

"Antes de los años terribles" Víctor del Árbol

Hay autores imprescindibles en mi biblioteca... uno de ellos es Víctor del Árbol, así que en cuanto salió su nueva novela era cuestión de tiempo que me pusiera a leerla. Por eso hoy os traigo mis impresiones de "Antes de los años terribles":
ISBN: 978-84-233-5571-6
Editorial: Destino
Colección: Áncora & Delfin
Narrativa contemporánea
P.V.P 20.90€

Víctor del Árbol (Barcelona, 1968) fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012 y cursó estudios de Historia. Es autor de las novelas El peso de los muertos (2006), El abismo de los sueños (2008) y La tristeza del samurái ( 2012), traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia. Sus últimas obras son Respirar por la herida, Un millón de gotas y La víspera de casi todo (Premio Nadal de Novela 2016)y Por encima de la lluvia (2017). En 2018 fue nombrado caballero de las artes y las letras de la República Francesa.

Sinopsis:

«Antes de los años terribles yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»
La vida de Isaías volvió a empezar el día que llegó a Barcelona siendo un muchacho y dejó atrás su mundo. Después de mucho tiempo ha construido una nueva vida junto a su pareja, mientras intenta abrirse camino con un negocio de restauración de bicicletas. Todo cambia el día que recibe la visita de Emmanuel, un antiguo conocido que lo convence para que regrese a Uganda y participe en un encuentro sobre la reconciliación histórica de su país.

Aceptar esa propuesta hará resurgir un pasado que Isaías creía haber dejado atrás. Se verá forzado a enfrentarse al niño que fue, mirarlo a los ojos sin concesiones y perdonarse a sí mismo, si quiere seguir adelante con su vida y no perder a su mujer, que pronto, y de la peor manera, descubrirá una terrible verdad: no siempre lo conocemos todo de aquellos a quienes amamos.
Cuando se ha llegado demasiado lejos, huir no es una opción.

Mis Impresiones:

Descubrí a Víctor del Árbol con su novela “Respirar por la Herida”, desde entonces he leído todo lo que ha escrito y todas sus novelas me han gustado muchísimo, por ese mismo motivo reconozco que esperaba mucho de esta novela y no solo no me ha defraudado, sino que pienso que este autor no tiene techo… Lo demuestra con creces con esta desgarradora novela sobre la culpa y el perdón con la que se aleja un poco del género al que nos tiene acostumbrados para adentrarse en la narrativa contemporánea y crear una historia realmente estremecedora pero “necesaria de ser contada": la de los niños soldados de Uganda.

Isaías Yoweri vive en Barcelona, regenta un pequeño taller de reparación de bicicletas y vive una vida tranquila y feliz junto a Lucía con la que está a punto de tener su primer hijo. Pero esa estabilidad amenaza con desmoronarse cuando el pasado regresa sin concesiones con la llegada de Emannuel, un viejo conocido suyo que ahora trabaja para el gobierno, que le pide volver a su país para participar en Kampala en un congreso para la reconciliación histórica. Isaías viajará hasta Uganda para enfrentarse con el niño que fue, ese niño que siempre ve reflejado en el espejo y que se esfuerza por olvidar, los fantasmas del pasado resurgirán con fuerza para destapar todos los sentimientos que tenía escondidos para enfrentarse al dolor, la culpa y los recuerdos y aprender a perdonar, y perdonarse a sí mismo, como única manera de poder construir un futuro.

Narrada a través de dos líneas temporales por el propio Isaías, viajaremos al corazón de África para conocer su historia y la de muchos otros niños de Uganda a los que les robaron la infancia, aldeas arrasadas dónde las niñas eran violadas y los niños obligados a empuñar un arma y matar al ser secuestrados por el  LRA, (ERS,Ejército de Resistencia del Señor) liderado por Joseph Kony, hoy en día todavía en paradero desconocido. 

“Eso no cambia las consecuencias de nuestros actos”. Tal vez seamos víctimas, pero no somos inocentes.”

En el presente conoceremos al hombre del taller de bicicletas y profundas cicatrices en el cuerpo y en el alma, acompañándole en ese viaje que le enfrentará con su pasado y sus fantasmas. Una segunda línea temporal nos llevará hasta 1992 para conocer a un niño feliz, tranquilo y reflexivo de 12 años de una pequeña aldea al norte de Uganda, cerca de Odek, un lugar que ni siquiera aparece en los mapas. De la mano de ese niño, conoceremos a su familia, su pueblo, las diferentes religiones, creencias y supersticiones y las distintas etnias que la habitaban… pero también la situación política, el descontento de la población, los diferentes movimientos y los conflictos que la azotaron. 

La historia de Isaías es la historia de muchos otros niños soldados, arrancados de sus hogares para vivir en la selva y luchar contra el ejército de Musevini y sembrar el terror entre la población, mujeres violadas, sometidas, niños secuestrados y convertidos en despiadados soldados, desprovistos de cualquier afecto para moldearlos en la crueldad y en la barbarie. 

“Solo se sobrevive al horror siendo el horror, despojándote de la moral y entregándote al instinto brutal para ser libre”

Una brillante ambientación que nos trasporta al África más profunda a través de sutiles y bellas descripciones pero que también nos pone en antecedentes y nos detalla una realidad que me cuesta creer que no haya tenido una mayor repercusión o una mayor intervención internacional. Una historia estremecedora, dura, pero absolutamente real y que el autor narra con una prosa hipnótica, cuidada, elegante e impecable, con frases maravillosas para enmarcar y un tono marcadamente intimista que acaricia y pellizca el alma a partes iguales para mostrarnos los dos extremos del alma humana.

En definitiva, “Antes de los años terribles” es una novela necesaria, una lectura obligada sobre una historia dura y real que no os dejará indiferentes y que cuenta con una narración maravillosa, completamente cautivadora y a su vez dolorosamente desgarradora, con la que Víctor del Árbol demuestra no tener techo. Una novela sobre la culpa y el perdón con unas muy merecidas cinco estrellas que no solo os recomiendo leer, sino que creo que no os debéis perder.

miércoles, 5 de junio de 2019

"El eco de la piel" - Elia Barceló

Descubrí a esta autora con "El color del silencio", una novela que disfruté muchísimo... desde entonces, he ido leyendo todo lo que ha ido publicando, por eso hoy os traigo mis impresiones de "El eco de la piel" su última novela. 
Editorial: Roca
Tapa dura con cubierta
ISBN: 9788417305680
Páginas: 400
P.V.P:19.90€

Elia Barceló (Alicante, 1957) es profesora de Estudios Hispánicos en la Universidad de Innsbruck, en Austria. Ha publicado numerosas novelas como Consecuencias naturales, que le valió el reconocimiento internacional y el título de «gran dama de la ciencia ficción española», El vuelo del hipogrifo, El secreto del orfebre, Disfraces terribles, El color del Silencio, Las largas sombras o Anima Mundi. Su obra ha sido traducida al francés, italiano, holandés y alemán, con gran éxito de público y crítica.

Sinopsis:

LA HISTORIA DE DOS GRANDES MUJERES A TRAVÉS DEL TIEMPO Y LAS PALABRAS.

¿Quién recordará tu vida? ¿Quién sabrá realmente quién fuiste? Somos lo que nos narramos a nosotras mismas, somos seres tejidos con palabras propias y ajenas, la piel que serpentea por los caminos del tiempo.
Cuando a Sandra Valdés, joven historiadora en paro, le encargan que escriba la biografía de Ofelia Arráez —la gran empresaria y constructora, referente obligado en el mundo de la moda del calzado femenino—, ella acepta el reto sin imaginar los secretos que se ocultan en los noventa años de esa mujer contradictoria y poderosa, sin saber que lo que va a descubrir cambiará también su vida.

Mis Impresiones:

Sandra Valdés es una joven historiadora muy bien preparada, que sin embargo trabaja como dependienta eventual en una cadena de ropa. Ella no ha tenido la misma suerte que su hermano de poder encontrar un buen trabajo en el extranjero al haber estudiado una carrera  de Humanidades, así que cuando le proponen escribir una biografía de la gran empresaria del calzado Ofelia Arráez y pierde su trabajo, no dudará en dejar Madrid y trasladarse a la casa de sus padres, en su pueblo natal de la provincia de Alicante, con el fin de documentarse, conocer el imperio creado por esa exitosa y enigmática mujer y entrevistarse con las personas que la conocieron, en especial con su único hijo, quién le marcará las pautas a seguir y lo que espera de su trabajo.

Ambientada en Monastil, una ciudad ficticia alicantina que en mi opinión está inspirada en la ciudad natal de la autora (Elda), nos sumergimos en la historia de una mujer desde los tiempos de la guerra civil, la posguerra, la expansión económica de la ciudad gracias a una industria creciente como fue la del calzado, el auge de la construcción o la corrupción urbanística, y enmarcada en ese contexto, mostrarnos la historia de Ofelia Arráez, una historia calidoscópica, sesgada a través de las diferentes versiones de las personas que la conocieron y sus circunstancias y que deja entrever como eje central de la novela, que tamizamos nuestra opinión, nuestras impresiones y recuerdos de los seres que conocimos en función de las circunstancias vividas… y que somos tantas versiones de una misma persona como seres nos conocieron y que la historia, lo que queda de nuestra historia, es lo que se cuenta o cómo se cuenta… eso es lo que queda hasta que se difumina en la memoria.

“Todo es como se cuenta, y solo permanece lo que se ha narrado, una y otra vez, hasta que esas palabras se convierten en la historia de una persona, de un pueblo, de un país, en la Historia en mayúsculas.”
“Cuando una vida se acaba, lo que queda es el recuerdo en la mente de los que sobreviven al difunto, un recuerdo hecho de palabras, palabras ajenas, impuestas sobre la vida de quien se ha ido.”

Un narrador en tercera persona y uno protagonista en la voz de Sandra, se alternan durante las dos primeras partes de la novela para mostrarnos una visión global de la historia y los personajes, una elección acertada que nos permite además de conocer los avances y sentimientos que van surgiendo en la joven durante su investigación, tener una visión más amplia del resto de personajes. Pero será una historia tamizada, narrada en el tiempo en función de lo que ha quedado, cartas, entrevistas y opiniones personales en función de las circunstancias. Una narración que deja entrever oscuras ambiciones, tenebrosos secretos y ocultas intenciones en torno a la figura de Ofelia Arráez, los ecos de su pasado...

“¿Qué quedará de ti cuando hayas muerto? ¿Quién recordará tu vida? ¿Quién sabrá quién fuiste y reconocerá tu yo verdadero?

Y ese creo que es la intención de la autora y el mensaje de la novela, y tendremos constancia de ello a través de un cambio de narrador. Será un narrador omnisciente quien nos mostrará, llegada la tercera parte de la novela, a la verdadera Ofelia. Conocernos entonces su historia real, quién fue, qué hizo, cómo lo consiguió y que personas le acompañaron o qué papel jugaron en su vida. Me parece una construcción acertada, pero sin embargo, creo que esta intencionalidad yo la vi venir muy pronto, también algunas cuestiones, no todas, sobre algunos secundarios… y eso quizás, me ha influido un poco en mis sensaciones finales a pesar de haber disfrutado de la historia.

No obstante, leer a esta autora es siempre una delicia, una prosa cuidada, elegante, cadenciosa, cargada de reflexiones intimistas que te van envolviendo durante la lectura, que te mecen dentro de una narración deliciosa que no necesita de un ritmo excesivo para atrapar al lector y sumergirlo dentro de la historia.

En definitiva, “El eco de la piel” es una lectura cadenciosa con algo de intriga dónde nada es lo que parece, una historia que pone de manifiesto que somos lo que dejamos, lo que queda en el recuerdo de los demás, opiniones calidoscópicas, hechos o actos que se van difuminando en el tiempo. Una narración deliciosa hace que no pueda evitar recomendar esta novela a pesar de que algunas cuestiones para mí han sido previsibles, pero las sensaciones que esa narración me han trasmitido, las suplen con creces.

jueves, 16 de mayo de 2019

"La silueta del olvido" Joaquín Camps

Me quedé con muchas ganas de leer el anterior libro del autor, así que en cuanto vi que publicaba nueva novela, pensé que ya era hora de acercarme a sus letras. Hoy en el blog, os cuento mis impresiones de "La silueta del olvido", Premio Azorín de Novela 2019:

Editorial Planeta
ISBN: 9788408208334
Páginas: 464
P.V.P.: 20.90€

Joaquín Camps es profesor de la Universidad de Valencia, ciudad en la que reside. Su campo principal de investigación y docencia es el comportamiento humano en las organizaciones, y ha publicado numerosos trabajos científicos en esta área. La última confidencia del escritor Hugo Mendoza es su primera novela.

Sinopsis:

La inspectora Claudia Carreras quiere ser una buena policía, y una buena persona. Por ese orden. Pero ambos objetivos le resultan inalcanzables por culpa de la desolación que siente tras el asesinato en Madrid de su compañero y amante, Tomás.
Para olvidarlo se traslada a Valencia, donde debe investigar el extraño secuestro de Lara Valls, la hija de una adinerada familia. Pronto descubre que nada en este caso es lo que parece, y poco a poco empatiza con Lara: ambas son adictas a la literatura, al pasado y al sufrimiento. Tres drogas que pueden llegar a ser mortales.
Una trama intrigante, una prosa aparentemente ligera pero repleta de guiños y cargas de profundidad, junto con unos personajes que viven como si trepasen por una cascada, impedirán al lector dejar de pasar las páginas de La silueta del olvido.

Mis Impresiones:

No había leído la novela anterior del autor y la verdad es que me quedé con muchas ganas de hacerlo tras las buenas opiniones de otros lectores, por eso empecé esta novela con altas expectativas unidas al hecho de que había sido galardonada con “El premio Azorín de Novela 2019” y sin embargo… no sé, yo tengo sensaciones muy encontradas, no puedo decir que no me haya gustado… es que quizás no he sabido adaptarme al tono de la novela, vamos a ver si me explico.

Claudia Carreras es una inspectora de policía madrileña que ha puesto distancia trasladándose a Valencia para olvidar lo ocurrido en Madrid con su compañero Tomás, una mujer de pocas palabras, que controla sus actos y sentimientos, incluida su cojera, para no mostrarse vulnerable ante los demás. Junto a ella estará el subinspector Linares, un peculiar personaje, que el autor nos dibuja algo esperpéntico, un ser solitario, siempre con su gabardina, que aguanta estoicamente el carácter de su jefa o las burlas de los demás y al que le gusta tejer y lo mismo te hace unos calcetines que un bikini así a ojo, sin tomar medidas. Dos bichos raros dentro de la jefatura, antisociales y sin amigos, que serán los encargados de investigar un caso importante y mediático: el secuestro de Lara Valls, la hija de una adinerada familia valenciana y bien relacionada.

Por otro lado, conoceremos a un periodista freelance en horas bajas. Héctor ha conseguido vender un reportaje después de meses de insistir, los recortes en la ley de dependencia es algo que interesa a mucha gente, el nuevo periodismo tiene tirón, tiene la intención de sacar a la luz la historia de Matías, un joven profesor de biología que tras un error médico ha quedado en estado vegetativo irreversible junto a una madre viuda y escasos recursos económicos. La imagen de Matías, de esos ojos que miran sin ver desde el abismo, despiertan en él sentimientos encontrados de compasión y victimismo al reconocer ante Matías su fracaso y su propia mediocridad.

Los secuestradores se pondrán en contacto con la familia pidiendo un desorbitado rescate a través de Héctor para ponerse en contacto con la policía, quién utilizará ese giro del destino para tener acceso a la información y poder reconducir así su carrera periodística. Pero… ¿Por qué Héctor? ¿Qué tiene en común con la familia Valls con este periodista si ni siquiera se conocen?

Uniendo estos dos hilos argumentales y personajes nos adentramos en una historia narrada de forma sencilla pero cuidada y muy minuciosa con la que el autor pretende imprimir un tono de ironía, sarcasmo y de denuncia social sobre muchos temas de actualidad. 

Será un narrador omnisciente el encargado de guiarnos durante la lectura, un narrador peculiar y debo decir que quizás también sea original, que nos muestra y desvela sin pudor los sentimientos y pensamientos más íntimos de los personajes para conocer su respuesta mental ante muchas situaciones, respuestas cargadas de sarcasmo e ironía, comentarios punzantes que no nos atrevemos a decir en voz alta y que en ocasiones pueden pasar por la mente de cualquiera, pero… creo que esto ha sido para mí un arma de doble filo. Sí, nos permite conocer mejor al personaje, es original y le imprime a la novela ese toque diferente, un extra, pero que sin embargo a mí no me ha convencido, quizás porque soy de un humor más difícil, o de las que piensa que menos es más, porque hubo un momento en que se me hizo muy repetitivo, esa voz extra me iba sacando de la trama, porque la telepatía está bien, no se nos escapa una, pero cuando también puedo leer la mente del perro de la protagonista…

Y en esas estaba yo, seré yo, no es el momento, serán las expectativas, yo no le veo el humor… había olvidado incluso el prólogo… y zasca! La historia tiene un giro sorprendente con el que se dispara la tensión narrativa, entonces sí, para mí la novela se vuelve más ágil, me olvidé de mentes, de voces y sensaciones y cuando has conseguido acomodarte o incomodarte, según se mire, el autor nos sorprende con un giro brutal que transforma la novela en una historia negra, muy negra, dura, con la que nos lleva de la mano para descender a los infiernos y mostrarnos la parte más miserable y oscura del alma humana.

En definitiva, “La silueta del Olvido” es la última novela de Joquín Camps galardonada con el Premio Azorín de Novela 2019, una novela negra, diferente y original en cuanto al tono, narrada con grandes dosis de sarcasmo, ironía y crítica social, un tono arriesgado que puede convencer o no, dependiendo de la actitud del lector, una lectura que va de menos a más y que nos muestra las partes más oscura del alma humana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...