martes, 23 de abril de 2019

"Despiértame cuando acabe Septiembre" Mónica Rouanet

Hace tiempo que leí otro libro de la autora, me gustó mucho y por eso cuando vi que Mónica Rouanet publicaba nuevo libro no necesité ni pensarlo y a pesar del poco tiempo disponible, le hice un hueco a "Despiértame cuando acabe Septiembre". Hoy os cuento mis impresiones:
Roca Editorial
ISBN: 9788417305802
Páginas: 288
P.V.P 17.90€

Mónica Rouanet nació en Alicante y desde los siete años vive en Madrid, donde estudió Filosofía y Letras. Especializada en Pedagogía por la Universidad Pontificia de Comillas, posteriormente cursó estudios de Psicología en la UNED. Desde hace más de diez años atiende a personas en riesgo y dificultad social. 

Sinopsis:

El rastro de un joven español se esfuma por el sur de Inglaterra tras dejar un mensaje de socorro en el teléfono móvil de su madre. Ella, que apenas ha abandonado su pequeño pueblo en contadas ocasiones, decide ir en su busca. Hace un año, su marido desapareció en las tranquilas aguas de la Albufera y no está dispuesta a vivir de nuevo una angustia como aquella.

La Guardia Civil encontró la barca de Antonio abandonada a la deriva, con manchas de sangre sobre sus tablas. Amparo está convencida de que murió, pero las malas lenguas que recorren el pueblo rumorean otras cosas. Una vez en Inglaterra, Amparo descubre que su marido puede continuar con vida, ser el causante de la muerte de una mujer y estar involucrado en una sórdida trama repleta de intrigas.

Mis Impresiones:

Hace un par de años leí “Dónde las calles no tiene nombre”, una primera novela de la autora que me gustó mucho y en la que os comenté que iba a seguir de cerca a esta autora. Mónica regresa al panorama literario con esta novela y de nuevo, también con un título muy musical, “Despiértame cuando llegue Septiembre”, una preciosa canción del vocalista Billie Joe Amstrong.

Amparo nació en Suecia, dónde su madre embarazada se marchó buscando a su padre, para recuperar a su novio de toda la vida y al que le gustaban demasiado las suecas. Y así transcurre su infancia, entre búsquedas y constantes abandonos paternos en un país frío dónde siempre se ha sentido diferente, hasta que con 9 años viaja a España, a un pueblo de la Albufera dónde por primera vez es feliz, regresará con 25, tras la muerte de su madre, al heredar la barraca de sus abuelos, que también fallecieron, para abandonar definitivamente un país que nunca sintió suyo. 

Ahora Amparo es una mujer adulta, se ha casado, ha tenido tres hijos y ha sido feliz, a pesar de los chismes y las habladurías. Hasta que su marido desparece en la Albufera, dónde unas manchas de sangre en la barca que aparece abandonada a la deriva indican que podría estar muerto, ella sabe que lo está, pero su cuerpo no ha aparecido, podría estar en el fondo arenoso, enredado entre los juncos o quizás arrastrado hacía la desembocadura, aunque las malas lenguas no dejan de murmurar otra cosa, llevan años haciéndolo… pero ella sabe que su marido no se habría ido sin despedirse, que alguien lo mató, y no entiende por qué, Antonio era una buena persona.

Un año, tres meses y cinco días después, sigue ahogando sus lágrimas, esperando y aguantando los rumores… hasta que recibe un mensaje de su hijo Toñete que desde hace seis meses vive en Inglaterra y lleva días sin dar señales de vida. Por eso, cuando recibe un mensaje de voz suyo pidiéndole ayuda y dándole una dirección de la campiña inglesa, decidirá dejarlo todo e ir en su busca, porque no va a permitir que su hijo desparezca también. Pero lo que no sabe, es que quizás esa búsqueda abrirá las compuertas de un pasado familiar demasiado doloroso.

Tras un prólogo muy corto, con un par de frases que cobrarán sentido finalizada la novela, nos adentramos en la historia de Amparo a través de un narrador protagonista. Será ella la encargada de contarnos su historia, sus sentimientos y los acontecimientos en los que se embarca, y aunque este tipo de narrador a mí casi siempre suele convencerme y hacerme conectar con el personaje, esta vez no ha sido así. Quizás me ha faltado, un mayor desarrollo del pasado de Amparo, de su infancia o de ese matrimonio, o más profundidad de sus sentimientos o una visión más completa del resto de personajes que solo conoceremos a través de la visión de Amparo.

Con una prosa sencilla pero cuidada, nos adentramos en la historia de una mujer desarraigada, que se aferró al calor de los recuerdos de su infancia, que se casó con un hombre bueno que le unía a ese pasado, por el que sentía un profundo cariño y con el que ha sido feliz en la tranquilidad y en el compañerismo… que se ha sentido extranjera en los dos países en los que ha vivido y que despierta de su letargo de conformismo cuando debe salir de su burbuja para buscar a su hijo. Una búsqueda que se convertirá en una investigación personal que destapará sin pretenderlo, un oscuro pasado, una historia turbia y sórdida con mucho potencial pero que no ha llegado a emocionarme, quizás por esa investigación en mi opinión, demasiado casual o forzada en la que Amparo se me fue desdibujando y que a mí no me ha convencido. 

En definitiva, “Despiértame cuando llegue Septiembre” es una novela que combina la narración intimista con la intriga planteada a partir de una búsqueda y un pasado doloroso que se ha pretendido olvidar, una historia que nos habla de vidas truncadas, de ausencias o actuaciones que marcan la infancia, una novela de secretos y silencios en la que yo he acusado una falta de profundidad en los personajes o una mayor complejidad en esa investigación de Amparo pero que se lee de forma fluida y entretenida que quizás puede convencer a otros lectores más que a mí.

Reseña de su anterior novela:
"Dónde las calles no tienen nombre"

viernes, 12 de abril de 2019

"Un lugar en el mundo" Katherine Marsh

A veces es un acierto salir de nuestra zona de confort y explorar un poco el mundo literario para encontrarnos lecturas realmente interesantes y emotivas que nos acercan a una realidad y un problema existente. Por eso hoy os traigo mis impresiones de "Un lugar en el mundo":
ISBN: 978-84-08-20320-9
Editorial Planeta
Paginas: 400
P.V,P :15:00

Katherine Marsh nació en Nueva York en 1974. Tres de sus abuelos eran inmigrantes. Estudió inglés en Yale y trabajó un año como profesora de lengua en un instituto de secundario antes de convertirse en periodista. Conoció a su esposo, el periodista Julian E. Barnes, en Nueva York y en el 2015, después de vivir 13 años en Washington D.C., se mudaron con sus hijos a Bruselas, experiencia que le sirvió como inspiración para escribir "Un lugar en el mundo".

Sinopsis:

Después de cruzar el mar Egeo huyendo de una vida de sufrimiento en Siria y de perder a su padre, Ahmed, un chico sirio de 14 años sin pasaporte, decide escaparse del campamento de refugiados en Bruselas por miedo a que lo deporten. Sin un lugar a donde ir, comida, ropa ni conocidos, decide esconderse en la bodega de una gran casa.Lo que no sabe es que allí vive Max, un chico estadounidense de 13 años que se ha trasladado junto a su familia a Bruselas. Cuando Max descubre a Ahmed, decide mantener el secreto y poco a poco se verán embarcados en una épica historia donde deberán tomar decisiones morales y riesgos personales, en el contexto de una Europa marcada por los atentados yihadistas, la crisis de los refugiados y el miedo al otro, especialmente a los musulmanes.Una historia sobre el sacrificio, la amistad, el valor, el heroísmo y la tolerancia.

Mis Impresiones:

Ahmed es un chico Sirio de 14 años que ha perdido a casi todos los miembros de su familia en la guerra. Su padre y él deciden cruzar el mar Egeo en una patera y buscar asilo en Inglaterra o Canadá, pero solo Ahmed consiguirá llegar a salvo a tierra y tras ser rescatado por la guardia costera de Grecia, acaba en un campamento de refugiados en Bélgica. Como menor no acompañado debe ponerse en manos del Estado y su destino será un centro de acogida para menores, de esta forma quedará atrapado en Bélgica, porque así funciona la ley de asilo político, y decide escaparse. Tras ser estafado por unos traficantes que le robarán el poco dinero que le dio su padre y el móvil, enfermo, se refugia en el sótano de una casa mientras decide qué es lo que va a hacer.

Max tiene 13 años y es de Estados Unidos, su familia se ha trasladado a Bruselas durante un año entero debido al trabajo de su padre. Al contrario que su hermana que acudirá a un colegio Americano, él irá a un colegio de la zona, repetirá curso y lo hará en un idioma que apenas entiende. Echa de menos a sus amigos y se siente solo e incomprendido en un país que no le gusta.

Cuando Max descubre a Ahmed, decidirá ayudarle y mantenerlo en secreto forjándose entre ellos una férrea amistad, ocultándolo y arriesgándose para cumplir los sueños de su amigo y darnos una lección de valentía y solidaridad que devuelve la esperanza en el ser humano.

La autora se inspiró en una historia real, la del abogado belga Albert Jonnart, que escondió a un adolescente judío en el sótano de su casa durante la ocupación nazi en Bélgica en la Segunda Guerra Mundial y al que detuvo la Gestapo después de la denuncia de un vecino. Albert murió en un campo de trabajo en Francia antes de que acabara la guerra, pero ese adolescente, Ralph Mayer, consiguió salvarse huyendo a través de los tejados. Una historia que la autora conoció durante el tiempo que vivió en Bruselas, en esa misma calle que además lleva su nombre, y en la que profundizó entrevistándose con la nieta del abogado, y a la que le otorga un aire mucho más contemporáneo enfocándolo sobre un tema de rabiosa actualidad y que ella vivió en aquel momento: “La masiva llegada de refugiados sirios a Europa en el marco de los atentados yihadistas y la desconfianza o amenaza que siente la población ante esta avalancha de inmigrantes musulmanes”.

Con un lenguaje sencillo y claro, sin más pretensiones que mostrarnos una realidad y emocionarnos con la valentía y solidaridad de sus protagonistas, la autora construye una historia emotiva y a su vez muy interesante e instructiva. Primero porque desconocía la historia real de Albert Jonnart, galardonado en el 2013 con la distinción “Justo entre las naciones” (reconocimiento del Estado de Israel a los no judíos que arriesgaron su vida para salvar a los judíos durante el Holocausto), pero también, porque nos muestra y nos enfrenta, sin grandes alardes, de una manera sencilla y a la vez clarividente, a los desgarros de una guerra, reflejada en la destrucción de la ciudad de Alepo en Siria, a la desesperación de esos refugiados, que no les queda más remedio que huir, sin papeles, con los problemas que acarrea demostrar su procedencia, las condiciones en las que viajan, su llegada a Grecia o cómo son recibidos en Turquía… para acabar hacinados en parques o campamentos dónde la ayuda humanitaria es insuficiente y además, para toparse con una población llena de prejuicios que desconfía y mete en el mismo saco a todos los musulmanes.

Una novela que al enfocarla desde la perspectiva de estos dos jóvenes protagonistas creo que puede ir destinada a un amplio abanico de público: tanto jóvenes como adultos, los primeros porque vivirán toda una aventura entre dos adolescentes, una historia de solidaridad, tolerancia y amistad que les permitirá conocer además una problemática actual, y al resto, porque nos enfrenta a nuestros propios miedos o prejuicios sociales y nos obliga a recordar el pasado a través de una historia sencilla, emotiva y esperanzadora, para no volver a caer en los mismo errores.

En definitiva, “Un lugar en el mundo” es una novela que recomendaría a jóvenes y adultos, una historia emotiva de solidaridad y esperanza con la guerra de Siria como telón de fondo, y que nos enfrenta a nuestros propios prejuicios sobre la llegada de refugiados, la inmigración o las diferencias raciales o religiosas. Una historia sencilla, de fácil lectura, comprometida con un tema de gran actualidad que he disfrutado y recomiendo leer.

viernes, 5 de abril de 2019

"Elena Sabe" Claudia Piñeiro

Descubrí a Claudia Piñeiro hace dos o tres veranos con “Una suerte pequeña”, una historia que me gustó mucho, narrada con un estilo propio y diferente, pero con el que yo conseguí conectar. Ha sido “Elena sabe”, una novela publicada inicialmente en el 2006, galardonada con el Premio LiBeraturpreis 2010 y recientemente publicada por Alfaguara tras la concesión del Premio Pepe Carvalho de Novela Negra 2019, la novela que he elegido para volver a reencontrarnos.
Editorial:: ALFAGUARA
Precio: 17.90 €
ISBN: 9788420431970

Claudia Piñeiro nació en el Gran Buenos Aires en 1960. Es escritora, dramaturga, guionista de TV y colaboradora de distintos medios gráficos. Ha obtenido diversos premios nacionales e internacionales por su obra literaria, teatral y periodística. Es autora de las novelas Las viudas de los jueves, Tuya, Elena sabe, Las grietas de Jara, Betibú, Un comunista en calzoncillos, Una suerte pequeña y Las maldiciones. Ha publicado también cuentos para niños, obras de teatro y el libro de relatos Quién no. 

Sinopsis:

Poco después de que Rita aparezca muerta en la iglesia que suele frecuentar, la investigación se da por cerrada y su madre es la única que no renuncia a esclarecer el crimen. Pero asediada por la enfermedad, ella es también la menos indicada para encabezar la búsqueda del asesino.

Un penoso viaje de los suburbios a la Capital y una conversación reveladora guían la trama de esta novela íntima y crítica donde el cuerpo femenino es el verdadero protagonista.

Elena sabe desnuda a la vez los secretos de sus personajes y las facetas ocultas del autoritarismo y la hipocresía que pueden determinar el curso de una vida. Un relato que rompe el silencio y se pronuncia en voz alta sobre la libertad de elegir. Fue galardonada con el Premio LiBeraturpreis 2010 a la mejor novela escrita por una mujer.

Mis Impresiones:

“Se trata de levantar el pie derecho, apenas unos centímetros del suelo, moverlo en el aire hacia adelante, tanto como para que sobrepase al pie izquierdo, y a esa distancia, la que sea, mucha o poca, hacerlo bajar. Apenas de eso se trata, piensa Elena. Pero ella piensa, y aunque su cerebro ordena el movimiento, el pie derecho no se mueve. No se eleva. No avanza en el aire. No vuelve a bajar. Entonces Elena se sienta y espera. En la cocina de su casa. Tiene que tomar el tren que sale para la capital a las 10 de la mañana; el siguiente, el de las 11, ya no le sirve porque la pastilla la tomó a las nueve, entonces piensa, y sabe, que tiene que tomar el de las diez, poco después de que la medicación logre que su cuerpo cumpla con la orden de su cerebro”

Así es la vida de Elena, una mujer con Parkinson, que mide la vida en tiempos de pastillas de Levodopa (Dopamina), Elena sabe todo lo que su cuerpo tiene que hacer pero “ella”, esa enfermedad, no se lo permite. Elena está sola desde que su hija Rita murió en extrañas circunstancias, una muerte que tras ser investigada se ha dado por cerrada, pero Elena sabe, que Rita no se suicidó, que nunca hubiera subido a ese campanario de la iglesia a la que iba, no una noche como aquélla… por eso, decide hace acopio de todas sus fuerzas y viajar a la capital para hablar con la única persona que puede ayudarle, porque cree que se lo debe, a Rita, a la persona que le ha cuidado estos últimos años durante esta penosa enfermedad. Un viaje de un solo día que es toda una odisea para una mujer como ella pero que ha preparado minuciosamente en su mente para poder realizarlo.

Una novela que reconozco me ha dejado mejor sensación una vez finalizada la lectura que las que me trasmitía durante la misma, quizás porque esperaba otra cosa, o porque me resultaba realmente dura la situación de la protagonista, o porque esa crudeza con la que relata cualquiera de sus actos llegó a parecerme repetitiva o incluso asfixiante, esa sucesión de calles y trayectos repetidos continuamente en su mente, de los pasos que realizar, combinada con sucesos que reconstruyen lo vivido hasta llegar a esa única alternativa o su vida con Rita…. Y es que, al igual que Elena tiene que esperar a que esa droga haga efecto en su cuerpo, el lector tendrá que llegar al final para entender las intenciones de la autora, porque no estamos ante una novela de intriga, a pesar de su planteamiento, “Elena sabe”, es una novela que refleja una realidad cruda y desgarradora, los estragos de una enfermedad que comprenderemos traspasando la piel de Elena, pero también la de sus cuidadores, porque a través de los recuerdos que emergen durante la narración entenderemos la dependencia a Rita, y los cuidados continuos absorbentes y agotadores de la misma. Veremos esa enfermedad desde todos los ángulos, enfermo, cuidador e incluso espectador ajeno a la misma, cuando el lector puede verse reflejado en esa niña o en su madre que miran a esa anciana torpe que babea incapaz de levantar el cuello…

La historia de Elena se articula sobre ese viaje complicado y a la vez esperanzador para Elena, y será un narrador omnisciente quién nos permita sentirnos en su piel y en su mente, a través de un estilo que rezuma sencillez a pesar de la confusión que parece generar esa mezcla de narración y diálogos en combinación de estilo directo e indirecto, pero sin comillas, ni guiones, ni puntos o mayúsculas para separarlos, sin espacios que den respiro al lector, que se fusionan e integran en la narración y con los pensamientos de la protagonista. Una narración peculiar y característica de la autora  a la que cuesta un poco acostumbrarse y que aún siendo arriesgada, según avanzaba me producía una dolorosa intimidad y una conexión más profunda con la historia de Elena. Una conexión que permite llegar al final de ese viaje cansado, al igual que Elena, necesitando una verdad y una ayuda para enfrentarnos a la desaparición de Rita… un final del trayecto que sorprende y nos hace entender el mensaje y la finalidad de la novela de una forma desgarradora y cruel, pero a su vez, reveladora.

En definitiva, "Elena Sabe", no es una novela de intriga a pesar de su planteamiento o lo que podamos deducir de la sinopsis. Con su estilo inconfundible, Claudio Piñeiro nos muestra y nos enfrenta a una enfermedad como el Parkinson, a la cruda realidad de las personas que la sufren y la de sus cuidadores a través de un relato que si bien durante la lectura llega a parecer monótono o repetitivo, me ha dejado un buen poso una vez terminada. Una novela corta que versa sobre las certezas, las creencias o el derecho a la vida y que os recomiendo leer si sois seguidoras de la autora o ya habéis leído antes algo de ella.

martes, 2 de abril de 2019

"Mentiras Consentidas" - Hjorth & Rosenfeldt

Una vez descubierta esta novela negra y al psicólogo criminal que la lidera... no podréis resistiros a ella. Ya tenemos publicada la sexta entrega, solo nos queda una y hoy os traigo mis impresiones de "Mentiras Consentidas":
Editorial: Planeta
Género: Negra y Policial
ISBN: : 978-84-08-20532-6
Paginas: 560
P.V.P: 19.90€


Michael Hjorth (1963) es uno de los más famosos productores de cine y televisión de Suecia y un guionista muy reconocido, cuyo trabajo incluye los guiones de varias de las películas de Wallander de Henning Mankell. Hans Rosenfeldt (1964) es el principal guionista de Suecia y el creador de la serie de televisión de mayor éxito escandinavo de todos los tiempos: la premiada serie policíaca The Bridge, que se emite en más de 170 países.

Sinopsis:

Los días de Sebastian Bergman en la Unidad de Homicidios han terminado y ahora dedica su tiempo a impartir conferencias y a escribir libros. Tras los acontecimientos vividos en Castigos justificados, lleva meses sin noticias de Vanja y la única persona del equipo con quien tiene contacto esporádico es Úrsula.

Vanja tampoco sigue en la Unidad: ahora trabaja como investigadora criminal en Uppsala. Desde el mes pasado, está investigando una serie de abusos a mujeres. Cuando una de las víctimas muere, la Unidad de Homicidios pasará a encargarse del caso y, muy pronto, también Sebastian Bergman. 

Reunidos, el equipo debe dejar de lado sus problemas y conflictos personales para atrapar al brutal asesino que sigue atemorizando Uppsala. Todo se complica cuando las pistas indican que las víctimas no han sido seleccionadas al azar. ¿Pero cuál es la conexión entre ellas? ¿Y quién se está tomando tantas molestias para que no se establezca dicha conexión?

Mis Impresiones:

Para los que no habéis empezado aún esta serie, solo deciros que es imprescindible y de obligada lectura para los amantes de la novela negra, una serie nórdica con investigaciones policiales diferentes y conclusivas en cada entrega protagonizadas por la Unidad Nacional de Homicidios de Estocolmo compuesta por cuatro miembros: Torkel, Ursula, Vanja y Billy. A ellos se une en el primer volumen como colaborador externo el psicólogo y experto en perfiles criminales Sebastian Bergman, un personaje complejo y especial: cincuentón, solitario, adicto al sexo, egoísta y prepotente pero brillante criminólogo, que indiscutiblemente es el alma de la serie. Y tras esa primera colaboración, Sebastián pondrá todo su empeño en estar cerca de la unidad, desestabilizando con su personalidad y sus actos a todos los miembros de la misma. Una serie que se debe leer obligatoriamente en orden porque los hechos que marcan las relaciones entre ellos y la evolución de los personajes solo puede entenderse si se han leído, y además en orden, los volúmenes anteriores. Sí, ya sé que estamos en el sexto, pero tendréis la ventaja de poder lelos todos seguidos sin el ansia viva que genera esperar las nuevas publicaciones tras esos finales reveladores y de infarto que nos empujan a seguir.

Para los que seguís esta serie, nos encontramos en la sexta entrega con la Unidad Nacional de Homicidos rota y desestabilizada, Torkel ya no quiere a Sebastian cerca de ellos, que ahora piensa dedicarse en escribir uno de sus libros, Billy tiene bastantes problemas que resolver y Vanja, ha dejado la unidad y se ha alejado de Estocolmo para trasladarse a Upsala y alejarse de todos.
Pero el destino volverá a unirlos: en Uppsala se están cometiendo una serie de violaciones que tiene en jaque a la Policía, cuando una de las víctimas fallece, Anne-Lie, la ambiciosa comisaria al frente del caso, querrá con ella a los mejores, y eso implica a la Unidad… y claro, también a Sebastian. A pesar de las reticencias de casi todo el equipo, no es decisión suya, y de nuevo, volverán a trabajar juntos. Un caso complicado que deben gestionar con cuidado ante la alarma social que puede generar y en el que tendrán que hablar con las víctimas y establecer la conexión entre ellas para perfilar la personalidad de su atacante y los motivos.

Un narrador omnisciente guiará al lector a través de esta historia proporcionándole mayor información que a los personajes, un juego narrativo que le dota mayor agilidad e interés dentro de una historia en la que subyace cierta crítica social sobre la moral, las creencias ideológicas o religiosas sobre la maternidad, el derecho a la vida y el aborto, y en la que además, se pone de manifiesto las graves huellas emocionales y psicológicas de la mujer tras sufrir una violación o una agresión sexual. 

Aun así, en mi opinión, este no es de los mejores de la serie, quizás por las altas expectativas generadas o porque algunos de los anteriores libros me parecieron realmente buenísimos, la verdad es que yo esperaba  mucho más, tanto de la trama criminal como la de los personajes…  es una trama interesante, bien urdida, que se lee a buen ritmo y se precipita en su último tramo, dónde entonces sí, alcanza la tensión narrativa de otras entregas y con un final cómo los que nos tienen acostumbrados, pero hay un punto concreto en esa resolución que a mí no me ha convencido. Más o menos igual en cuanto a la evolución de los personajes, tampoco creo que haya grandes avances en esta entrega, todos giran un poco en torno a los mismos conflictos y a esas relaciones deterioradas a lo largo de la serie y poco avanzamos sobre ellos o más concretamente, sobre lo que hizo uno de ellos y nos sobrecogió en el final de la quinta entrega. Habrá que esperar al último libro..

En definitiva, “Mentiras Consentidas” es el sexto volumen de la serie de novela negra protagonizada por la Unidad de Homicidios de Estocolmo a los que se une el criminólogo y carismático personaje Sebastian Bergman, una serie indispensable para los amantes de la novela negra en dónde la trama personal de los personajes tiene tanto protagonismo como sus investigaciones criminales, un sexto volumen que atrapa y se lee con avidez pero en mi opinión, menos intenso que los anteriores, y que deja para la último entrega la resolución de todos los conflictos planteados.

Reseñas del resto de libros de la serie:
-Secretos Imperfectos
-Crímenes Duplicados
-Muertos prescindibles
-Silencios Inconfesables
-Castigos Justificados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...